Время  5 часов 23 минут

Координаты 17487

Uploaded 4 мая 2014 г.

Recorded апреля 2014

-
-
1 188 м
85 м
0
29
58
116,05 км

Просмотрено 1947 раз(а), скачено 42 раз(а)

рядом с Perleta, Valencia (España)

Decálogo sobre el Tio del Mazo

Tomando como referencia los brillantes vídeos de Il Grandioso Davide
Cassani, "Dieci cose da fare" y "Dieci cose da non fare" (no se los
pierdan en Youtube), el Instituto Ciclista de La Secta propone un
nuevo decálogo: "Dieci cose da superare in astuzia il Uomo del Mazo".
No tenemos ni los medios, ni los conocimientos, ni la experiencia del
gran Davide, qué le vamos a hacer. Aún así, esperamos que el decálogo
sea de vuestro interés y que os pueda salvar de algún apuro. Algunos
de estos consejos han sido probados en la ruta de hoy con resultados
irregulares. Otros son propuestas gestadas en nuestros laboratorios
pero que aún no hemos tenido ocasión de probar sobre el terreno.

El primer consejo podría parecer evidente:

1. Entrenar, descansar, alimentarse e hidratarse. Tonterías. Eso lo
sabemos todos y comprobado tenemos que El del Mazo golpea hasta al más
pintado. Ya sabéis: tener más boletos no garantiza que te vaya a tocar
la lotería, y tener menos boletos tampoco garantiza que no te vaya a
tocar. Así que dejamos este consejo por inútil y volvemos a comenzar
de nuevo. Borrón y cuenta nueva:

Dieci cose da superare in astuzia il Uomo del Mazo

1. Disimular. Siempre estamos a tiempo de poner pie a tierra y decir
que la bici no es nuestra, que es de un señor que nos ha pedido que se
la aguantemos* mientras orina detrás de un arbusto.

*La bicicleta

2. Amenazar. "Yo a usted no le quiero obligar a nada, pero sepa que mi
señora me espera en casa con el rodillo de amasar si llego más tarde
de las 14. Y no quiero pensar cómo se va a poner si le digo que el
retraso se ha debido a los porrazos que usted me ha dado. Mi
obligación moral es la de avisarle, luego no me venga con que no sabía
usted de la ferocidad de mi señora y que, de haberlo sabido, no me
hubiera sacudido".

3. Llevar la bici al taller el jueves para que le aflojen los radios.
Algo arriesgado pero dentro de toda lógica. Si conseguimos un buen
mecánico que pueda calcular el momento justo en el que la rueda dirá
basta, podría hasta funcionar. El problema es que el cálculo es
complicado, así como la previsión del alcance que tendrá la avería.
Pueden surgir por tanto dos inconvenientes: uno, que el radio se salga
después de haber ascendido el puerto más temible y no nos libremos por
tanto de ascenderlo; dos, que enrollando los radios sueltos se medio
solucione la avería y tengas por tanto que ascender también el segundo
puerto más temible. Pregunten al amigo coach.

4. Despistarlo tentándole con alguno de sus platos favoritos. "Por
ahí, por ahí! De verdad! Carri acaba de pasar, no hace ni un minuto,
se ha ido por ahí!"

5. El picotazo de la avispa. Ésta técnica sí ha sido testada en ruta y
podemos decir que funciona. Consiste en capturar una avispa el día
anterior, meterla en un botecito, llevarla en el maillot junto con las
barritas y en el momento de crisis, sacarla para recibir un picotazo
encontrando así la excusa perfecta para abandonar la ascensión que
vayamos a afrontar. Quien quiera más detalles o indagar más en el modo
de aplicación, puede preguntarle a Abel.

6. Embadurnarse en aceite. No lo hemos probado pero tenemos muchas
esperanzas puestas en esta técnica. Tal vez no nos salve de un mazazo
aislado, pero con toda probabilidad hará muy complicado que El del
Mazo se nos suba y se nos instale por mucho tiempo en la chepa. Mucho
tendría que afilar las uñas para mantener su posición fustigadora o
entrenar su equilibrio en un toro mecánico.

7. La isleta oportuna. Si el ritmo se aviva y se hace incómodo,
aprovechar una curva más cerrada de la cuenta para abrir la
trayectoria y atravesar cualquier bordillo, rotonda o isleta que
aparezca, causando así alarma en el grupo y provocando rápidamente un
parón. Funciona.

8. Pedir ayuda a algún lugareño. La idea en principio podría parecer
sensata pero... CUIDADO, puede resultar peligrosa! Recordad que El del
Mazo puede adoptar múltiples formas y personalidades, así que podríais
quedar a su merced. Si no que se lo digan al amigo Martín, que
preguntó a un anciano en Alcoleja por el paradero de un abrevadero
donde calmar su sed y a los pocos segundos se encontró totalmente
poseído por El del Mazo.

9. Lingotazos de bebida energética de marca blanca. Más que engañar a
El del Mazo, lo torea. Pero ya sabéis, tiene sus riesgos: una
manoletina mal medida y la cornada puede ser letal.

10. Alterar el recorrido. Intentar convencer a los compañeros para
acortar la agonía con comentarios como "¿Para qué vamos a subir Tudons
si por aquí se llega mucho antes a la Venta Nadal?" (Luigi dixit). No
funciona por dos razones: la primera es que cuando se dicen semejantes
tonterías es porque El del Mazo ya te viene sacudiendo largo tiempo;
la segunda es que los compañeros, tras escuchar la sugerencia
dibujarán rápidamente una sonrisa pícara en sus rostros y animarán al
desfallecido a sufrir un poquito más.
Waypoint

LAP001

Waypoint

LAP002

Waypoint

LAP003

Комментарии

    You can or this trail