Moving time  47 минут

Время  один час

Координаты 1476

Uploaded 19 апреля 2019 г.

Recorded апреля 2019

-
-
1 129 m
1 071 m
0
0,9
1,8
3,63 km

Просмотрено 65 раз(а), скачено 3 раз(а)

рядом с Lizarraga, Navarra (España)

SIMA TXIMUA o Tximuakoleze (-165m), en Andía. Parque Natural de Urbasa y Andía (Navarra).

Track de aproximación a la cavidad (sólo ida).

Tximua significa "mono" en Euskera.

INICIO: Túnel de Lizarraga - Venta Lizarragako. Aquí hay una gran zona de aparcamiento y donde empiezan muchas rutas por el Parque.

A PIE: Seguimos una pista ancha de piedras. Pasaremos una granja y llegamos a una zona de lapiaz.

Poste indicador, giramos a la izquierda, dirección Artaza por el GR 282 "Camino Natural, Senda de Pastoreo".

Pasamos por la CALZADA ROMANA DE ZUNBELTZ, una de las mejores conservadas en Navarra, que conectaba Bakaikoa con Estella atravesando el raso de Zalbide.

Izquierda: tramo de calzada romana que salva una vaguada.

Llegamos a la SIMA DE TXIMUA o Txintxaleze. La boca, tapizada de musgo verde, está rodeada por dos muros perimetrales de piedras enmedio de un prado verde.

MATERIAL:
Hemos utilizado una cuerda de 30 metros y
6 mosquetones (4 para spit con chapa, 1 chapa de parabolt de 10mm y 1 para desviador).

También hemos instalado 1x 40m para asegurar la trepada de la colada que hay al final del lago a la derecha: escalada de 30m fácil, pero expuesta. En realidad lo más delicado es un resalte de unos tres metros resbaladizos. La galería superior es sorprendente, con bonitas formaciones.

Temperatura aprox: 12°C

DESCRIPCIÓN SUBTERRÁNEA:
Realizado el P20, aterrizamos en un cono de derrubios, dentro de una gran sala. Desde la base del pozo, admiramos la boca de helechos y musgo verde, en forma de "8" por la que entra un potente haz de luz. Buscamos el mejor "camino" para descender entre grandes bloques: hay alguna flecha, algún hito, alguna pisada que nos va ayudando por el caos de bloques. Será por la humedad, por la luz que entra o por el tipo de piedra que esta rampa es MUY resbaladiza.

Cuando parece que hemos llegado al fondo de la rampa, hay que continuar con tendencia a la derecha y pasar por un hueco que nos conduce "a otra cueva diferente": columnas gigantes, estalagmitas impresionantes, coladas, gours... y abajo al fondo, un lago (es un lago estacionario, que puede estar más o menos lleno según la época). Un corto destrepe nos deja frente a la estalagmita del "mono" que da nombre a la sima. Estamos a unos 80 metros de profundidad. Si bajamos hasta el lago, aprox -100 m.p.

Bordeamos unas coladas por la derecha, cruzando por zonas de gours y vemos la gran colada a escalar. El primero sube y asegura cuerda, nos irá muy bien para bajar también. Arriba, la dimensiones de la sala son descomunales, grandes coladas, "el guerrero", banderas y bonitos gours. Nos hacemos la foto de grupo bajo el cono de la curiosa colada que parece recortada, en forma de chimenea.

Tximua es una de las cavidades "estrella" y emblemáticas de Navarra, de grandes volúmenes, atravesada longitudinalmente por la falla de Zumbeltz, importante fractura que atraviesa la Sierra de Urbasa.

******
Para conocer más:
* NOTA DE PRENSA. Cueva de Tximua. Un tesoro bajo nuestros pies.
Publicado‎ 27 mar. 2010 por Juan Ignacio Deán.

"La sima de Tximua, se encuentra en la sierra de Urbasa, en el término llamado Bertocosa, en un lugar privilegiado, junto a la calzada romana, dominando desde lo alto el poljé de Zalbide.

La sima se encuentra protegida por dos muretes, para evitar el riesgo de caídas de personas y animales.

Para adentrarnos en este maravilloso mundo subterráneo, tenemos que vencer un pozo de unos 20 metros de profundidad, fraccionado en dos tramos. El primer  tramo es la parte abierta del pozo, tapizado de vegetación y musgo, a través de una enorme ventana al final de este tramo, comienza el segundo tramo, que es la parte alta de la bóveda de la primera sala. 

Comenzamos un complicado descenso, por una gran rampa, llena de un caos de  grandes bloques, caprichosamente colocados. Esta rampa en algún punto alcanza un desnivel de hasta un 40%.
Hacia el final de la rampa, comenzamos a ver alguna formación, estalactitas, estalagmitas, banderolas, etc. Nos encontramos a unos –80 metros de la superficie, buscamos paso entre el caos  de grandes bloques, y ante nuestros ojos se abre una enorme sala, con numerosas formaciones, el espectáculo es un regalo para nuestros ojos, lo primero que vemos es a “Tximua” un gran domo con forma antropomórfica, que se asemeja a un mono.  El techo de la sala, esta tapizado de estalactitas de todos los tamaños, hay grandes domos, enormes coladas, numerosos gours, estalagmitas, en el fondo de la sala, a  - 100 metros de profundidad, se encuentra el gran lago de sala, rodeado de grandes coladas, por la que por  una de ellas, hacemos una escalada de unos 35 metros, para llegar a su parte más alta, que casi nos deja tocar el techo. 
Desde aquí, volvemos a descender entre bloques,  y damos con un pozo de unos 10 metros, que acaba en otra gran rampa, de gran desnivel, llena de barro, llegando al fondo de otra sala llena de grandes bloques, en la que es sus laterales, hay estrechas galerías, tapizadas de estalactitas y estalagmitas que se llegan a juntar formando pequeñas columnas.

Aquí hemos acabado el descenso y su exploración a  –165 metros de profundidad, pensando en la riqueza subterránea, que atesora el subsuelo de Navarra, el cual merece la pena divulgar y por supuesto proteger.
Óscar Aguerralde"

(https://sites.google.com/site/scngorosti/Home/novedades-de-la-sociedad/notadeprensacuevadetximuauntesorobajonuestrospies).

*********
* SIMA TXIMUA. "Se abre cerca de una bien conservada calzada romana que conectaba Bakaikoa con Estella atravesando el raso de Zalbide, en la falla de Lizarraga, que marca el límite entre las sierras de Urbasa y de Andía. La calzada salva una gran hondonada, y alcanza una considerable altura con sus muros laterales de sillares dispuestos en talud, justo antes de pasar junto a la boca de la sima, hoy en día cercada con dos muretes de piedra concéntricos para evitar caídas accidentales.  
   La entrada es una chimenea vertical de 22 metros, cuyos 10 últimos, tras pasar una ventana abierta en las rocas, caen volando dentro de una enorme sala abovedada sobre un gran cono de derrubios. En esta sala han sido descubiertos restos de osos cavernarios, y otros animales del cuaternario, aunque se halla pendiente de excavación y estudio.  
   A partir de allí se entra en una galería que baja en fuerte pendiente, estrechándose a unos cien metros de profundidad. Atravesando como buenamente se puede un caos de bloques por las rendijas que han quedado entre las rocas se llega a una sala aún mayor que la de entrada, cuyo suelo en pendiente está formado por inmensas coladas de calcitas de un blanco deslumbrante, que caen creando panzas, recodos y terrazas como si fueran las faldas de una montaña. Las coladas están jalonadas por estalagmitas de un tamaño gigantesco, algunas con formas antropomorfas, dando la sensación de hallarnos en medio de una congregación de gigantes. El fondo de la sala está cubierto por las aguas de un hermoso lago, de tres metros de profundidad, en el que se reflejan las tres montañas blancas de coladas estalagmíticas que lo rodean. Lago y montes forman en conjunto un escenario de una belleza inverosímil, que parece sacado de un cuento de hadas o de brujas.  
   Atravesado el lago se trepa con dificultad por una de estas colinas de más de 35 metros de alto, para llegar a una explanada donde se yerguen majestuosas estalagmitas gigantes que casi tocan el techo, y sobre la que cuelgan estalactitas de las más caprichosas formas, como una en todo idéntica a una chimenea de hogar central. La cueva aún continúa. Por un estrecho pozo de varios tramos muy accidentados se baja con ayuda de cuerdas a una última sala, todavía más grande que las anteriores, con una pendiente fortísima que obliga al uso de nuevas cuerdas para llegar a su final a 165 metros de profundidad.  
   La travesía es larga y fatigosa (casi se nos acaba la provisión de piedras de carburo para la iluminación), pero estamos sólo a mitad del viaje, pues queda el camino de regreso, que es aún más agotador. Y como remate a la ascensión no queda otra posibilidad que remontar los 22 metros de sima vertical, para lo que hay que ascender en vacío por la sala hasta lo más alto de su bóveda, y atraversarla por la abertura roquera que hace de claraboya natural. Este paso es complicado: la cuerda roza en los labios de la abertura, y los aparatos de trepar (dos 'yumar' con pedales y un 'croll') se nos atrancan en ese punto, no pudiendo impulsar nuestro cuerpo hacia arriba a causa de que no hay ningún punto de apoyo para los pies. La maniobra en tal caso consiste en bascular el cuerpo hacia atrás y hacia abajo lanzando los pies por encima de la cabeza para posarlos en el techo de la bóveda, cual murciélagos, y así poder impulsarnos hacia un lado a fin de separar la cuerda de la zona de fricción y, despejado el obstáculo, seguir remontando. Un número circense digno de trapecistas, pero sin red. " (http://www.fotoaleph.com/exposicion-texto.php/ver/viajes-dentro-de-la-tierra/id/90/texto/quince-viajes-por-el-mundo-intraterrestre/idt/197)

******
Waypoint

Venta Lizarragako y aparcamiento

Waypoint

Granja

Waypoint

Lapiaz

Waypoint

Poste indicador izda. Dirección Artaza. GR 282 Camino natural senda de pastoreo. Calzada romana

Waypoint

Izda: calzada romana de Zunbeltz

Waypoint

Sima de Tximua

Waypoint

Sima de Tximua 1

Waypoint

Sima de Tximua 2

Waypoint

Sima de Tximua 3

Waypoint

Sima de Tximua 4

Waypoint

Sima de Tximua 5

Waypoint

Sima de Tximua 6

Комментарии

    You can or this trail