Время  7 часов 50 минут

Координаты 1830

Uploaded 12 мая 2019 г.

Recorded мая 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1 598 m
340 m
0
5,1
10
20,39 km

Просмотрено 269 раз(а), скачено 7 раз(а)

рядом с Zegama, País Vasco (España)

Ésta es sin duda la etapa más dura y complicada de mi vuelta a Euskadi que he hecho hasta el momento, aunque también la más bonita. Pero es jodido en cierto modo porque yo lo he querido, no porque realmente lo sea. Tuve varias ocasiones de poder acortar y facilitar la travesía (evitar el tramo más técnico y peligroso, situado entre las cimas del Iraule y Arbelaitz), pero me vi en buenas condiciones físicas e iba bien de tiempo, así que decidí completar todo el cresterío.

He calificado la ruta como DIFÍCIL por el desnivel total (casi 1600m +), por el tipo de terreno a andar (muchos tramos sobre roca) y porque hay varios lugares en los que requiere tener cierto nivel de técnica, ya que hay que subir, bajar, trepar, destrepar e incluso ladear sobre suelo rocoso. Además en algunos puntos no hay mucho espacio para meter el pie, siendo necesario apoyarse con las manos. Quien no esté habituado a realizar ésto, que no se moleste en hacer la ruta al completo, (especialmente la zona del Arbelaitz), aunque si existe la opción de hacer cumbres y llegar a Arantzazu sin patear tanto sobre lapiaz. Para la gente que esté acostumbrada a estos terrenos y condiciones, calificaría el recorrido como MODERADO.


Vuelta al País Vasco desde Ermua. Etapa 26:

Desde hace bastante tiempo que tenía planeado hacer esta travesía, pero no encontraba el momento adecuado para hacerla. Al fin llegó el día. Pronosticaban buen tiempo aunque con posibles bancos de niebla que teóricamente se disiparían durante la mañana. Hoy es Domingo; no estoy habituado a andar durante esos días de la semana (suelo ir los Sábados y descansar los Domingos), pero a sabiendas de que para bajar por el minibús de Arantzazu a Oñati tenía que ir un Domingo o festivo (os incluyo una captura de los horarios), y luego de allí coger otro bus para ir a casa, pues decidí patear este día.

Comienzo en la localidad guipuzcoana de Zegama, en la parada de bus situado al lado de la iglesia y el ayuntamiento, y sigo la carretera en dirección a la enorme sierra de Aizkorri que tengo muy de cerca (con una amplia txapela de niebla que no me gustaba nada). El ascenso a dicha sierra la realizaré bordeando el lado izquierdo del mismo, evitando subir de manera directa por las empinadas y escarpadas laderas del Aizkorri y sus cumbres vecinas.

Mientras camino, veo numerosas flechas y marcas amarillas que indican que el recorrido forma parte del Camino de Santiago Vasco del Interior, una variante del Camino de Santiago que recorre localidades y paisajes del interior de Euskadi.
Al principio voy llaneando por un sendero de hierba/tierra y pista de cemento que va casi en paralelo a la carretera, aunque luego avanzo sobre ella durante unos pocos metros, hasta desviarme a la derecha y continuar en suave y cómodo ascenso por pista de cemento.

Tras 3km de caminata, el sendero empieza a empinarse mas y mas, y el avance resulta un tanto lento y pesado. Al llegar al lado de una zona de caseríos, me desvío a la izquierda y continuo en fuerte ascenso por pista natural. Dicha pista se va estrechando con el paso de los km, justo cuando atravieso la primera de las 3 vallas que me encuentro por el camino. Además el terreno esta repleto de maleza y vegetación, así que decido usar mis bastones para apartarlos.

Al final del sendero, conecto con otro mucho mas ancho y cómodo. Giro a la derecha y al cabo de un rato giro a la izquierda, siguiendo las indicaciones de un cartel que indica la dirección al Túnel de San Adrián.
Atravieso un bonito y poblado bosque, caminando por una pista natural algo embarrada y con varios arroyos, hasta que doy con la ermita Sancti Spiritus.

Unos pocos cientos de metros después, llego al popular y llamativo Túnel de San Adrián, de 55m de longitud, que permite salvar el cresterío rocoso de los Montes Vascos en la frontera entre las provincias de Guipúzcoa y Álava.
Fue utilizado tradicionalmente por pastores y por vecinos de ambas vertientes de la montaña desde la época prehistórica, y se convertiría en los siglos XVI y XVII en una de las principales puertas de entrada a Guipúzcoa, junto con el Paso de Arlabán, al transitar por el mismo el Real Camino de Postas.
Curiosamente, en su interior se haya la presencia de la ermita de San Adrián, construida durante la Edad Moderna.

Atravieso el túnel y enseguida llego a un cruce de caminos. Desde aquí podría llanear e ir hacia las campas de Oltza y Urbia, pero mi objetivo es ascender al cresterío de la sierra de Aizkorri y coronar varias de sus cimas (la sierra se divide en 2 partes, cada una con múltiples cumbres; la que va desde la cima del Aiztontor Altuna al Arbelaitz, y la que va de la cima del Andreaitz hasta el Artzanburu. Después, separada por un collado, estaría la sierra de Aloña, que comienza en la cima del Biozkorna y finaliza en la modesta cima del Belar, cerrando así este largísimo y escarpado macizo).

Así que giro a la derecha, luego de nuevo a la derecha y, haciendo caso a unas lineas verticales amarillas, me adentro por otro bosque y asciendo por un empinado, caótico e incomodísimo camino sobre roca y tierra (mas roca que otra cosa).

Con todos éstos ingredientes, no me quedaba otra que tomármelo con paciencia e ir muy despacio, sin prisa pero sin pausa.
El ascenso se me iba haciendo largísimo, por culpa del terreno, del desnivel y esfuerzo acumulado. Al menos el bosque era muy bonito y se podía disfrutar un poco a pesar de la dureza del camino.

Mas adelante, dejo atrás el bosque para ir a cielo abierto, pero mi felicidad se esfumó cuando vi que prácticamente todo lo que me rodeaba estaba cubierto por la niebla. A pesar de que llevaba 3h de ascenso y ya era casi mediodía, aun seguía manteniéndose la dichosa txapela. Por si fuera poco, soplaba mucho viento y hacía un frio que se me congelaban las manos y las ideas.

Sin dejar atrás la presencia de la roca (todo lo contrario, cada vez había mas) llego a una zona elevada donde, consultando el track, vi que en el lado izquierdo, fuera del sendero principal, se encontraba la primera de las 10 cimas que he incluido y realizado en esta travesía; el Aiztontor Altuna (1454m). Si no me llego a haber fijado en el mapa, perfectamente me lo podía haber comido, pero habiéndolo visto, me desvío a la izquierda y asciendo una mini ladera por el mejor lugar posible, hasta llegar en breve a la cima. Las vistas desde arriba eran casi nulas. A ratos se dejaba ver una de las muchas llanuras herbosas que hay por la parte baja de esta sierra, pero rápidamente se volvía a cubrir.

Sin perder ni un solo minuto, ya que me podía quedar congelado allí mismo, sigo de frente, ascendiendo al igual que antes por una estrecha linea de tierra y roca hasta la segunda cima; el Tontorraundi (1484m). Al igual que en la primera cumbre, está separada del sendero por el lado izquierdo. De nuevo 0 vistas ...

Ya tengo casi al alcance de la mano la famosísima cumbre del Aizkorri, aunque con la presencia de la niebla no podía saber cuanto me faltaba para llegar.
Afortunadamente, hubo una pequeña tregua y pude ver en el horizonte la presencia del refugio y la ermita que hay a escasos metros de la cima.

Al fin, llego hasta estos 2 edificios, que estaban repletos de gente, y enseguida subo y hago cumbre a la cima del Aizkorri (1523m aunque en el buzón marca 1528m), también con una multitud. Desde aquí podría contemplar la sierra de Aralar, el Aratz, la sierra de Elgea, la ciudad de Vitoria, la llanura alavesa junto a varios de sus embalses, los pueblos de Zegama, Oñati, Legazpi, los montes Anboto y Udalatx, las campas de Oltza y Urbia, y buena parte del cresterío que me resta por realizar. Pero una vez mas, la niebla seguía estando ahí, y en el día de hoy no pude disfrutar de dichas vistas. He incluido en el waypoint "Aizkorri" varias fotos de las verdaderas vistas desde lo alto, sacadas hace varios meses cuando fui con unos compañeros del club a ascender a la cima de noche, dormir en el refugio y luego ver el amanecer (muy muy recomendable).

Como lo que me resta de la travesía es también de mucha dureza física y técnica, decido hacer un parón y refugiarme (nunca mejor dicho) en el refugio, para comer y beber algo.

Luego, continuo por el estrecho sendero que conduce hasta Urbia. Pero mi plan no es descender directamente hacia allí, sino ascender a todas las cumbres posibles del cresterío. Continuo pues por la 4º cima del día, el Aitzabal. Aun habiendo niebla no tiene perdida, ya que sobre una de las rocas esta escrito en amarillo dicho nombre. El ascenso es un poco incómodo pero no resulta problemático.
Al final, junto con un chico y su perro (uno de los muchos que vi a lo largo de la ruta) hago cumbre al Aitzabal (1507m, en el buzón pone 1518m). La niebla y el viento estaban jugando con todos nosotros; tan pronto se iba como volvía, así que en los ratos que estaba "despejado" aproveché para sacar fotos de las vistas, como fue en este caso, que pude ver las campas de Oltza y Urbía.

Sigo de frente, descendiendo con cuidado la otra ladera del Aitzabal, y continuo por el anterior camino hasta dar con un collado. En este lugar puedo elegir entre ir a la izquierda y descender directo a Urbia, o ir por la derecha e ir hacia la siguiente cima, el Aketegi.

Tomo la segunda opción y voy a la caza de la 5º cima de la ruta. El camino, aunque de nuevo incómodo por la constante presencia de rocas, no tiene ninguna dificultad, ni yendo al Aketegi (1549m) ni al próximo, el Aitxuri (1551m. Ésta última cumbre es el techo de Guipuzcoa y de todo el País Vasco).

Hay numerosa la presencia de círculos amarillos sobre las rocas (creo que son del Km vertical de Zegama o de la maratón, no estoy seguro) que, por ahora, me ayudan y mucho a saber por donde tengo que ir.

Tras haber llegado al Aitxuri, continuo el camino descendiendo (con cuidado, ya que había pequeños tramos un tanto incómodos), yendo cerca de la linea del precipicio haciendo caso siempre a los puntos amarillos. Aquí la niebla se disipó de manera muy amplia, y por una vez tenia una panorámica muy generosa y bonita. Pude ver varias de las cumbres que ya he realizado del cresterío, y los 2 que aun me quedaban por hacer (el Iraule y el Arbelaitz).

Al llegar al lado de un empinado corredor conocido con el nombre de Sakon Aundi, dejo de hacer caso a los círculos amarillos, ya que éstos conducen a otro camino que desciende a las campas de Urbia. Ahora he de fijarme en flechas y lineas verticales amarillas. Éstas me conducen en primer lugar hacia la cumbre del Iraule.
Sin pérdida, llego hasta la cima del Iraule (1507m aunque el buzón indica 1526m, no entiendo el motivo de estas diferencias de altura entre lo que indica la web Mendikat y los buzones). Aquí veo una esplendida vista del Aitxuri, de la sierra de Elgea, de Urbia y de mi próximo objetivo, el Arbelaitz.

Hasta aquí la ruta ha sido "coser y cantar", pero ahora empieza lo verdaderamente duro y exigente. Todo el camino que va desde el Iraule hasta la cima del Arbelaitz y el descenso del mismo por el otro costado, es un constante andar por roca donde apenas hay hueco para meter el pie, donde en varios momentos tengo que destrepar, trepar y ladear. Requiere de buena técnica y de estar acostumbrado a patear por estos terrenos, porque si no uno las puede pasar muy putas para continuar.

Sigue habiendo presencia de lineas amarillas que indican el mejor movimiento a realizar, pero aun ni por esas el avance resulta sencillo.
Sin prisa pero sin pausa, y asegurando cada paso como si fuera el último que doy (hubo un momento de tensión y de dudas sobre donde y como meter el pie, en el que creí que me caería y me mataría) hasta que finalmente hago cumbre al Arbelaitz (1506m).

Ahora si que sí, pude decir adiós de forma definitiva a la niebla (a la 1 de la tarde, a buenas horas). Las vistas son de escándalo. Las mismas que nombré en el Aizkorri pero viendo las anteriores cimas ya realizadas del cresterío y de frente las numerosas cimas herbosas y rocosas de la 2º parte del cresterío de la sierra de Aizkorri (2º parte que obviamente no iba a hacer, ya tuve bastante con ésta).

Tras las fotos de rigor, ya solo me queda descender por el otro lado del Arbelaitz e ir a un collado herboso y dar por finalizada la caminata por roca. Pero es que el Arbelaitz es mucho Arbelaitz e incluso el descenso definitivo me iba a dar problemas. Tuve la suerte de encontrar en la cima a una pareja, al cual seguí para descender con mayor seguridad. La bajada es muy incómoda, a pesar de que hay más hierba y mejores pasos para meter el pie. En uno de estos pasos me resbalé y me hice una herida en el muslo y en la mano, que por fortuna no me dio problemas para poder continuar. Ésto es para que veáis que en ningún momento uno se puede relajar, y menos yendo por este tipo de terrenos.

Una vez llegamos al collado herboso, la pareja y yo nos separamos y cada uno fuimos por un camino distinto. En mi caso ya que, contra todo pronóstico, iba bien de tiempo e incluso de físico, decidí continuar con mi plan y atacar las 2 últimas cumbres de la ruta; el Lekumberri (1358m) y el Aizkorritxo (1344m) situadas en la parte baja de la cumbre del Andreaitz. Son 2 cimas muy cercanas la una de la otra, de perfil herboso/rocoso que no dan problema alguno, son muy sencillos de coronar.

Tras haber completado la decena de cimas, me dirijo ahora hacia la fonda de las campas de Urbia. Hay multitud de caminos y alternativas posibles para llegar allí, pero yo decido ir en plan burro y descender en linea recta. No es la opción mas cómoda, pero tampoco da problema alguno, y sin ninguna duda es la alternativa mas rápida.

Después de descender por la inmensa y preciosa campa herbosa, con numerosa presencia de vacas (eché en falta a los caballos) y atravesar un pequeño arroyo, llego a la fonda de Urbia. Aquí disfruto de una preciosa vista de toda la primera parte de la sierra de Aizkorri que he recorrido.

De aquí en adelante, ya solo tengo que seguir un ancho y cómodo sendero por pista natural, de unos 5km de longitud, que me lleva directo al Santuario y al parking de Arantzazu, y dar así por finalizada esta preciosa aunque complicada ruta.


NOTA:

Existen diferentes alternativas de poder realizar esta ruta, dependiendo del nivel físico y técnico de cada uno.
-Si no queréis realizar ninguna cima y hacer una especie de "Zegama-Arantzazu" por la parte baja de la sierra, yendo directamente por las campas Oltza y Urbia, podéis desviaros a la izquierda una vez paséis el Túnel de San Adrián.
-Si queréis llegar a la cima del Aizkorri, pero luego no hacer ninguna cumbre mas, una vez lleguéis al collado que separa las cimas de Aketegi y Aitzabal, podéis descender por un camino rocoso pero sin ninguna dificultad que va directo a las Campas de Urbia.
-Y si queréis hacer el mayor numero de cimas posibles, pero el camino que va entre el Iraule y el Arbelaitz lo veis demasiado complicado, una vez en el Iraule existe otro sendero por el lado izquierdo (creo que indicado con círculos amarillos) que también os llevará hasta las Campas de Urbia. Ésto os impediría ir a las cumbres del Lekumberri y Aizkorritxo, pero tampoco os perderíais gran cosa, el verdadero premio esta en el cresterío principal de la sierra de Aizkorri.
Derecha, luego izquierda
Derecha
Izquierda
Derecha
Izquierda
Derecha
Ermita Sancti Spiritu
Túnel/Ermita de San Adrián
Derecha, luego derecha
Cima Aiztontor Altuna
Cima Tontorraundi
Aizkorri
Refugio/Ermita Aizkorri
Cima Aitzabal
Cima Aketegi
Cima Aitxuri
Cima Iraule
Cuidado, zona muy irregular y estrecha. Continuar con precaución
Cima Arbelaitz
Cima Lekunberri
Cima Aizkorritxo
Fonda. Campas de Urbia
Fuente
Arantzazu

5 комментарийиев

  • Фото Oscar Upegui

    Oscar Upegui 14.05.2019

    Tremendo recorrido Jon, Felicitaciones, pues con solo mirar el perfil del recorrido ya sabe uno que no es nada fácil, muy buenas tomas de la sierra de Aizkorri y mejor aun este relato tan ameno del recorrido, cargado con un poco de historia, que dan cuenta la experiencia tuya en la montaña, Saludos Jon y gracias por compartir el trazado.

  • Фото Jon Otaduy

    Jon Otaduy 14.05.2019

    Es un perfil de ruta complejo si, pero a la vez merece la pena el sacrificio, pues la recompensa es tremendamente grande. Por fortuna hay múltiples variantes de hacer el recorrido, así que cada uno lo puede hacer en función de su nivel y de dónde y cuánto quiera patear.

    Gracias Óscar por tu comentario y valoración.

  • Фото CHANDRIOS 🐐

    CHANDRIOS 🐐 16.05.2019

    Esto si que es un ruton pedazo de ruta amigo oleeeeee
    Con ese amanacer impresionante
    Me das mucha envidia sana
    Pero también me pones los dientes largos joder nada que envidiar de los Pirineos la descripción como siempre digna de ti pero esta me la guardo
    Chapo¡¡¡
    ¡¡¡¡¡MUCHA MONTAÑA!!!!

  • Фото CHANDRIOS 🐐

    CHANDRIOS 🐐 16.05.2019

    Impresionante ¡¡¡😉

  • Фото Jon Otaduy

    Jon Otaduy 16.05.2019

    La de ir de noche al Aizkorri y ver amanecer la hicimos otro día pero es una ruta igual de interesante, igual de espectacular y bonita que ésta.
    A mí también me das envidia sana cuando te veo recorriendo esos pedazos montes y paisajes de tu zona. Es lo bueno que tiene España, que prácticamente a cualquier provincia que vayas, vas a disfrutar y a ver 100% seguro un entorno, paisaje y vistas maravillosos.

    Gracias por tu comentario y valoración CHANDRIOS. 😉

You can or this trail