OfTheVara

Moving time  2 часов 27 минут

Время  3 часов 24 минут

Координаты 1675

Uploaded 25 ноября 2017 г.

Recorded ноября 2017

-
-
355 m
10 m
0
2,4
4,8
9,53 km

Просмотрено 540 раз(а), скачено 6 раз(а)

рядом с La Unión, Murcia (España)

Pocos pero elegidos; 14 “CExnderistas” disfrutamos hoy de la increíble paleta de colores de la Sierra Minera de Cartagena. Desde la Venta del Descargador, donde bajamos de autobús, enfilamos la empinada Cuesta de los Morenos, para pasar junto a la mina Colosal y llegar a los aerogeneradores del noroeste del Sancti Spiritu. Por el descenso más largo y atractivo, alcanzamos el cruce de Las Lajas con el Camino del 33, bajamos la rambla de Las Lajas, la que te dirige a la pista que une las Canteras San José con San Valentín y, en medio de la citada rambla, iniciamos nuevamente el ascenso al Sancti Spiritu, esta vez a los aerogeneradores del suroeste.

Visitamos la Planta de Molienda Semiautógena de San Valentín, enganchamos la excitante parte del antiguo trazado del Roller Masters Trail de La Unión, donde, paradójicamente, sudas cuesta abajo, para llegar hasta el Lavadero Roberto. Desde allí una encantadora vista de la Bahía de Portmán. Este lavadero fue el mayor de Europa en su tiempo, capaz de lanzar más de 6.000 toneladas diarias de estériles a la citada bahía, utilizando la flotación diferencial, cuyo funcionamiento es irónico, ya que hacia flotar las partículas de metal o mena, más pesadas que los estériles o ganga que depositaba en el fondo. Utilizaban el mineral molido, le añadían agua de mar y unos productos químicos que podían ser cianuro sódico, sulfato de cobre y xantato, con lo que obtenían, entre otros minerales, el zinc y el plomo. Agitaban la pasta y se formaban una espuma a cuyas burbujas se adherían las partículas de metal, que flotaban. Éstas eran retiradas con unas paletas.

Después de extasiarnos con la vista de la bahía, nos dirigimos a visitar la boca del Túnel de José Maestre. Casi tres millones de toneladas de mineral llevó hasta el Lavadero Roberto, José Maestre, el que fuera Alcalde de Cartagena, Presidente de la Diputación de Murcia, Senador y Ministro de Fomento y yerno de Miguel Zapata Sáez, el “Tío Lobo”. José Maestre, impulsor de la creación de varias empresas, entre ellas La Maquinista de Levante, encargó a la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya, la construcción de un túnel, disponible en 1957, de casi 2,5 kilómetros de longitud, por el que pasaba una línea férrea de casi 3,5 kilómetros de extensión y un ancho de vía de 600 milímetros.

Al Hospital de Caridad, a retratarnos, bajamos raudos, echamos un vistazo a la casa del Tío Lobo y terminamos en el hogar de la tercera edad. Allí el culto a la rubia, aunque posteriormente cumplimos con la Taberna del Martillo. ¡Ah, sí!, antes nos cepillamos unos mejillones al vapor en El Sereno.

Dado el interés que mostraron los compañeros senderista con la historia de la Sierra Minera y su relación con Cartagena, adjunto remito algunos datos que resumí, en una visita a la citada sierra, con un entrañable profesor, como lo es, José Ignacio Manteca Martínez, doctor en Ciencias Geológicas y profesor de la UPCT.

Breve historia de la Sierra Minera de Cartagena.

La Sierra Minera es una formación montañosa que se extiende de este a oeste, en aproximadamente 25 kilómetros, paralela a nuestra costa, desde el Cabo de Palos a Cartagena y está declarada como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico. Y si nos ceñimos al Distrito Minero de La Unión, de aproximadamente diez por cinco kilómetros, parte del que hoy hemos pateado, en él se concentraba la mayor cantidad de Plomo y Cinc de las cordilleras Béticas, además, ha sido enormemente rico en plata, estaño, hierro y manganeso, entre otros metales.

Si hablamos de su historia, todo comenzó allá por el 227 a.C., cuando el general cartaginés, Asdrúbal el Bello, se estableció en nuestra costa fundando lo que llamaron QART HADASHT. Como sabéis, porque lo conmemoramos cada mes de septiembre, no habían pasado ni 20 años, cuando los romanos, advertidos de la cantidad de plomo y plata que se extraía de nuestras tierras, en el 209 a.C., dirigidos por el general Escipión, derrotó a los cartagineses y fundaron lo que llamaron CARTAGO NOVA. Éstos sí que se quedaron hasta el año 424 d.C., en la que la Trimilenaria o Cuatrimilenaria, según recientes descubrimientos, fue invadida y saqueada por los vándalos. Pues, en muchos menos de los 633 años, que estuvieron los romanos aquí, nos dejaron sin plata. No se sabe con exactitud, pero uno de los sitios probables donde podría haber estado el pozo “Baebelo”, el que rendía 100 kilos de plata, al día, a Aníbal, podría haber estado en el Cabezo Rajao. Al parecer la dote de la boda Aníbal e Himilce, salieron de este pozo, o quizás no, a saber.

Decía el historiador Polibio, (144 a de C.), que la zona minera tenía una extensión de unos 150 kilómetros cuadrados, lo decía en estadios, y que 40.000 esclavos, producían unas 36 toneladas de plata al año. Pues, desde el siglo I al III, d. de C., se agotaron las minas y, desde el III al XIX, poco mineral. Solamente en el siglo XVI se iniciaron las rebuscas en las escombreras romanas. En el XVII y XVIII, se emplearon en el óxido de hierro para producir tintes y pinturas.

Pero, hete aquí, que en el 1840 se desata nuevamente la fiebre minera y se realizan más de 1.000 concesiones mineras por estas tierras, ¿Y a qué se dedicaron?, pues desde 1840 a 1866, a los carbonatos y a los sulfuros. Hoy hemos visto algunos restos de los hornos de calcinación para obtener el carbonato de plomo.

Y llega la mecanización, en principio unos molinos que llaman “malacates” y que eran movidos por bestias de tiro. Creo que queda uno en la cantera Emilia, yo no lo he visto, pero me gustaría. En 1866 se sustituyeron por máquinas de vapor y en 1900 por los motores eléctricos. Y se dedican a obtener hierro, plata, plomo, cobre, zinc, manganeso, estaño y cadmio. Desde 1920 a 1957, inventan los lavaderos gravimétricos, en la próxima senda pasaremos por el de la mina Remunerada, en la que obtenían menas de estaño. Y, allá por 1934, hay un salto tecnológico y se inventan el lavadero por flotación diferencial, en el que separaban el hierro, el cinc y el plomo.

Desde 1952 a 1990, en el que se cierra el quiosco, se inventan la explotación a cielo abierto, las “cortas”, esos enormes agujeros, de los que hoy hemos pateado alguno, como San Valentín, y otros de los que hemos pasamos muy cerca. Pues eso, molían el mineral, se lo llevaban al lavadero y evacuaban los estériles al mar. Hoy hemos echado un ojo a la colmatada bahía de Portmán, hemos observado, unos dicen que 60 y otros que algunos millones de toneladas menos de estériles, hemos visto el lavadero Roberto, el responsable de este desaguisado, el que inauguraran en 1953 y que en unos 30 años fue capaz de comerse la bahía y el puerto de Portmán.

Комментарии

    You can or this trail