Время  3 часов 39 минут

Координаты 919

Uploaded 20 сентября 2016 г.

Recorded сентября 2016

-
-
136 m
10 m
0
2,7
5,5
10,99 km

Просмотрено 1646 раз(а), скачено 57 раз(а)

рядом с Corralejo, Canarias (España)

Acceso: Desde el Puerto marítimo de Corralejo (Fuerteventura) utilizamos el servicio de Ferry Lobos express que en una travesía con una duración de 15 minutos nos lleva hasta el Muelle del Islote de Lobos. https://navieranortour.com/ferry/ferry-lobos-express-fuerteventura/

El islote de Lobos se encuentra al Noreste de Corralejo (Pertenece administrativamente al Municipio La Oliva. Fuerteventura). Situada en el Canal de la Bocaina, a 2 km de Fuerteventura y 8 km de Lanzarote.
Este islote, toma su nombre de los lobos marinos o focas monje que vivían en sus costas hasta no hace mucho.
El islote es un paisaje protegido. Todo su ámbito territorial está considerado Área de Sensibilidad Ecológica. Fue reclasificado como Parque Natural del Islote de Lobos en 1994. Forma parte de la Red Natura 2000, es Zona de Especial Protección de Aves y Zona de Especial Conservación. Forma parte de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura.
El parque ocupa la totalidad de la isla 467.9 km² de superficie y 13.7 km de perímetro.
El islote de origen volcánico surge a raíz de una fisura basáltica originada al norte de Fuerteventura (Volcán Boyuyo) que se prolongó en dirección NE. La altura máxima es el cono volcánico de La caldera (127 m.). Está constituida por campos de lava y cuenta con varios depósitos de arena volcánica.
Hacia el suroeste se extiende una plataforma basal cubierta de morros, depresiones y bloques rocosos. Al norte destacan las playas levantadas con depósitos marinos jandienses. Otros elementos paisajísticos a destacar son los Edificios Volcánicos desmantelados de la costa Norte, Los Hornitos, el Saladar de El Faro, El Jable de La Cocina, el Malpaís del interior y la Hoya de Las Lagunitas.
VALORES NATURALES.-
El carácter representativo del sistema natural y de los subsistemas menores (saladares, jable de los hornitos, los tabaibales del malpaís, la variada vegetación halófila de las costas y hoyas salitrosas).
Elevada biodiversidad con presencia de endemismos únicos del islote como la “Siempreviva de Lobos” (limonium bollei).
Presencia de aves marinas y migratorias.
Los hornitos freatomagmáticos.
Elementos etnográficos: salinas, hornos de cal y el “Faro Martiño”.
Los yacimientos paleontológicos de períodos Jandiense y Erbanense.

Nuestro recorrido empieza a la salida del Muelle donde encontramos paneles informativos sobre el sendero y una reproducción de los lobos marinos (focas monje) que poblaron el islote en el pasado. Tenemos dos caminos señalizados ambos se dirigen al Faro de Martiño en el extremo norte del islote. Optamos por el camino de la derecha hacia El Puertito, Las Lagunitas, Faro de Martiño.
En un corto tramo llegamos al Puertito. Con su costa sinuosa y con la variedad de formas y tamaños de sus bajas y roques, el Puertito constituye el rincón más espectacular de la Isla de Lobos. A esta riqueza geomorfológica hay que añadir un mar transparente que deja ver sus fondos arenosos, que confieren a toda la zona un vivo color turquesa. El Puertito era antaño un lugar en el que los pescadores de Corralejo se instalaban durante meses para practicar la pesca en una zona en aquellos momentos muy poco explotada. El paso del tiempo hizo que las antiguas chozas de piedra de los pescadores fueran transformadas en habitáculos efímeros que terminaron por afectar a este maravilloso rincón de la Isla.
El siguiente paraje de interés que encontramos es Las Lagunillas.
El saladar de Las Lagunillas es una zona húmeda, cercana a la costa, que se ve afectada por el flujo de la marea. El agua del mar queda retenida o es acumulada por filtración, formando pequeñas lagunas paralelas al litoral. Están humedecidos durante la mayor parte del año por una capa freática salina o directamente por el agua del mar.
Tiene textura limosa y un lugar poco pedregoso, que presentan una salinidad muy elevada y es frecuente la acumulación de yeso.
Son suelos singulares por limitada distribución y por ser el sustrato en el que se desarrollan las comunidades vegetales de los saladares.
Estos encharcamientos temporales permiten el asentamiento de especies vegetales halófilas relativamente poco representadas en Canarias, que presentan como principal característica la de estar adaptadas a condiciones de alta salinidad.
La isla de Lobos cuenta con dos saladares especialmente importantes, por contener en ellas un variado ecosistema, estos son el saladar de Las Lagunillas y el saladar que se encuentra junto al faro de Martiño.
En estos saladares se encuentran entre otras especies El balancón, simpreviva zig zag, la siempreviva de Lobos, la uva de mar, siempreviva espinocha, el sapillo, el salado de marisma, el mato moro, brusquilla, y algunas especies del genero salsona como la rama (salsona vermiculata).
En estos entornos se crea unas condiciones adecuadas que atraen a comunidades de aves marinas y limícolas, muchas de ellas migratorias, como la garceta común y el vuelvepiedras. Otras nidifican al abrigo de estos matorrales, como el chorlitejo patinegro, la bisbita caminero, cigüeñuela común.
En un extremo de este paraje se encuentra el mayor horno de cal del islote. Su combustible se extraía de unos cercanos depósitos marinos fósiles que tienen un alto contenido en piedra caliza.
En el extremo norte del recorrido se encuentra el Faro de Mariño
El proyecto fue diseñado por Juan de León y Castillo y comenzó a emitir sus señales el 30 de Julio de 1865. Ante el faro se extiende una gran explanada con una casita al otro extremo, que servía de residencia ocasional al ingeniero jefe cuando venía de Las Palmas a visitar a los torreros.
El faro de Martiño tuvo como farero a José Rial, autor de varias novelas ambientadas en el islote. Allí vivió su hijo, José Rial Vázquez novelista y nacieron la madre de Alberto Vázquez Figueroa, quien en su novela Océano subtituló el libro primero “Isla de Lobos”, y la poetisa Josefina Plá, hija del farero Leopoldo Plá, varias veces nominada para el Premio Cervantes.
Junto a la Montaña del Faro se encuentra La Laguna del Faro. Esta zona de bajío costero, donde se produce una cierta concentración de nutrientes, suele ser ocupada por aves migratorias que en invierno migran del norte de Europa con distinta periodicidad, en función de lo cual se las puede clasificar como visitantes accidentales, irregulares o regulares. Entre las aves migratorias que sufren algún tipo de amenaza destacan el halcón de Eleonor y el charrán común.
Desde el faro emprendemos el regreso por el sendero por la zona oeste del islote que coincide con el trazado de la Etapa 1 del GR 131 Camino Natural de Fuerteventura.
Abandonamos este sendero a la altura del Llano de Los Labrantes por el camino que se dirige hacia La Caleta del Palo para llegar hasta el Cerro del Roque Cercado, que nos ofrece vistas del pequeño islote Roque Cercado, del faro de Martiño y de sur de Lanzarote.
Enlazamos con el sendero de ascenso a La Montaña La Caldera.
El punto más alto del islote es la montaña de La Caldera, que mide 127 m y se encuentra mirando hacia las dunas de Corralejo, junto a la Caleta de La Caldera y la Cueva de Lobos.
La Caldera es en realidad medio cráter, pues la otra mitad se derrumbó hacia el mar. Del cráter salió una colada de lava que cubre una gran extensión.
Una senda va ascendiendo por su ladera hasta llegar a la cima. Desde esta se aprecia, ya claramente, el cono del volcán, La Caldera, que la erosión del mar ha modelado eliminando toda la parte abierta a los vientos dominantes generando una pequeña playa La Caleta, que por su situación constituía antaño un resguardo frente a los temporales del Sur. De sus paredes se cortaron las piedras con las que se construyó el faro de Martiño y todavía es posible observar vestigios de un yacimiento paleontológico con restos de erizos marinos, caracoles, etc.
Desde la cima de este volcán, se divisa un paisaje espectacular con las dos islas mayores, Lanzarote y Fuerteventura, respectivamente por el norte y por el sur. En dirección al viento, sobre la ladera del interior de la caldera, se asienta una gran colonia de gaviotas pati-amarilla, y en sus laderas más inaccesibles nidifican pardelas, paíños y petreles; aves marinas muy raras ya en las Islas más pobladas y que en los pequeños islotes mantiene todavía una presencia importante. Las pardelas representaron hasta no hace mucho tiempo un recurso alimenticio de primer orden.
Descendemos de La Montaña La Caldera para enlazar de nuevo con el sendero GR 131 para dirigirnos hacia la Playa La Calera. Dejamos a la derecha del camino la Playa de La Caleta y Las Salinas del Marrajo.
Llegamos a la Playa La Calera o playa de la Concha, es una pequeña bahía cerrada por una “barra” de piedras y “callaos” que la protege de los embates del mar y permite disfrutar de un baño apacible. En ella se localizaba el grueso de la colonia de focas monje que los primeros visitantes europeos encontraron al llegar a la isla.
Conocida popularmente como La Concha debido a su forma, aunque en realidad se denomina playa de la Calera, por el horno de cal que se localiza en sus proximidades, y que se empleó en la construcción del faro de Martiño.
En esta playa se recogía el material calcáreo que servía para alimentar los hornos y producir la cal utilizada en los diferentes intentos de crear asentamientos en la isla. Estos materiales se componían de “rodolitos”, secreciones calcáreas de algas que, gracias al movimiento del mar, adquieren una forma ovalada o redonda cuya combustión en el horno produce una excelente cal. Parece que la primera vez que se utilizaron estos “rodolitos” fue para obtener la cal necesaria para la construcción del faro de Martiño.
Desde la playa La Calera regresamos al Muelle donde finalizamos nuestra caminata.
VEGETACIÓN
La vegetación de Lobos está influida, principalmente, por factores relacionados con la composición
del suelo, en los que juega un papel importante la mayor o menor salinidad. La presencia de sales en el suelo es alta en toda la Isla, lo cual tiene un nivel freático marino relativamente alto y está, casi en su totalidad, expuesta al “spray” marino. Otro de los parámetros que intervienen son la textura del suelo (limoso, arenoso, pedregoso, etc.) y su profundidad.
Los tipos de vegetación que existen son:
LOS SALADARES: Depresiones de terreno cerca de la costa que son regularmente inundadas por las
mareas altas. El tipo de vegetación que se desarrolla es halófila, que se adapta a este tipo de terrenos. También crece aquí el endemismo canario Limonium ovaliforme ssp canariense
LAS HOYAS ARCILLOSAS: Se encuentran en la parte sur, en zonas llanas y bajas, con un suelo de arcilla y limo donde se acumula agua durante la estación lluviosa. La vegetación suele ser muy
densa y está caracterizada, principalmente, por especies como la Suaeda vera, Salsola longifolia, Euphorbia balsamífera,...
ARENALES COSTEROS: Zonas arenosas localizadas cerca de la orilla del mar. La vegetación es de tipo
halófila como la Salsola vermiculata, Zygophyllum fontanesii, Limonium tuberculatum...
ARENALES DE INTERIOR: Zonas de la parte central y norte de Lobos. Su composición es similar a la de los arenales costeros, pero se diferencia en la presencia de la Euphorbia balsamífera y la
Lycium intrincatum.
MALPAÍS: Regiones central y suroriental de Lobos, cubiertas por coladas basálticas recientes.
En los malpaíses podemos encontrar especies como la Euphorbia balsamífera y la Suaeda vera.

FAUNA: Destacan la presencia de aves marinas y migratorias entre las que nos encontramos. Vuelvepiedras (Arenaria interpres) y la Pardela cenicienta (calonectris diomedea); Esteparias como el alcaraván (Burhinos oedicnemus isularum)y Hubara canaria (Clamydotis undulata fuertaventurae); Las rapaces como la lechuza común (Tyto alba gracilirstris), el guirre (Neophron percnopterus majorensis) y las paseriformes como bisbita caminero (Anthus berthelotii) y la curruca tomillera (Silvia conspicillata) entre otras.

LA RUTA.-
WP 01 Inicio. A la salida del muelle encontramos paneles informativos sobre el sendero y una reproducción de los lobos marinos (focas monje) que poblaron el islote en el pasado. Tenemos dos caminos señalizados ambos se dirigen al Faro de Martiño en el extremo norte del islote. Optamos por el camino de la derecha hacia El Puertito, Las Lagunitas, Faro de Martiño.
WP 02 Centro de Visitantes.
WP 03 Bifurcación, seguir a la derecha.
WP 04 Bar del Puertito (Si se desea comer es aconsejable hacer reserva al llegar)
WP 05 El Puertito.
WP 06 Punta Mantequilla
WP 07 Las Lagunillas
WP 08 Atajo a la izquierda. Tenemos la opción de seguir de frente, y nos lleva al mismo sitio pasando más próximos al Horno de Cal.
WP 09 Dejamos atrás Las Lagunitas y encontramos un panel informativo sobre este ecosistema singular.
WP 10 Bifurcación seguir a la izquierda.
WP 11 Bifurcación seguir a la izquierda.
WP 12 Faro de Martiño
WP 13 Después de bajar del montículo del faro encontramos una bifurcación, por la izquierda el camino por el que hemos venido. Seguimos por el camino de la derecha Montaña La Calera, Playa de La Calera, El Muelle, este tramo coincide con la Etapa 1 del GR 131.
WP 14 Caleta de La Madera.
WP 15 Giro a la izquierda por Llano Los Labrantes, por el camino que va hacia La Caleta del Palo.
WP 16 De frente el camino continúa hacia La Caleta del Palo. Nosotros giramos a la derecha subiendo hacia el Cerro del Roque Cercado.
WP 17 Cerro del Roque Cercado. Vistas del pequeño islote Roque Cercado, del faro de Martiño y de Lanzarote. Regresamos por el mismo camino.
WP 18 Giro a la derecha por un atajo. Al llegar a un depósito o aljibe en La Hoya de Los Labrantes enlazamos a la derecha por un pequeño atajo que enlaza con el camino de subida a la montaña La Caldera.
WP 19 Giro a la derecha. Ascenso a la montaña por un sendero empedrado.
WP 20 Cima, vértice geodésico. Montaña La Caldera
WP 21 Giro a la derecha por el Camino Del Faro, enlazando de nuevo con el GR 131 en dirección Playa La Calera.
WP 22 Bifurcación a la derecha existe un desvío hacia las salinas. Nosotros seguimos de frente.
WP 23 Playa La Calera.
WP 24 Playa La Calera.
WP 25 Bifurcación seguir a la derecha el camino nos conduce de nuevo al Muellito donde finalizamos la caminata.

En total hemos caminado 11 km a un promedio en movimiento de 4 km/h. Ascenso total 254 m. descenso total 259 m. Grado de dificultad MODERADO. Especial atención a la insolación.

Datos extraídos de:
http://gestion.cabildofuer.es/fuerteventurabiosfera/
http://www.cabildofuer.es/documentos/Medio_ambiente/publicaciones/PN_Islote_Lobos.pdf
http://fuerteventuraenimagenes.com/islote-de-lobos/
http://www.magrama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/caminos-naturales/caminos-naturales/sector-canario/fuerteventura/etapa1/fuenteventura_etapa_1_gr.aspx
Inicio. A la salida del muelle encontramos paneles informativos sobre el sendero y una reproducción de los lobos marinos (focas monje) que poblaron el islote en el pasado. Tenemos dos caminos señalizados ambos se dirigen al Faro de Martiño en el extremo norte del islote. Optamos por el camino de la derecha hacia El Puertito, Las Lagunitas, Faro de Martiño.
Bar del Puertito (Si se desea comer es aconsejable hacer reserva al llegar)
Atajo a la izquierda. Tenemos la opción de seguir de frente, y nos lleva al mismo sitio pasando más próximos al Horno de Cal.
Dejamos atrás Las Lagunitas y encontramos un panel informativo sobre este ecosistema singular.
Después de bajar del montículo del faro encontramos una bifurcación, por la izquierda el camino por el que hemos venido. Seguimos por el camino de la derecha Montaña La Calera, Playa de La Calera, El Muelle, este tramo coincide con la Etapa 1 del GR 131.
Giro a la izquierda por Llano Los Labrantes, por el camino que va hacia La Caleta del Palo.
De frente el camino continúa hacia La Caleta del Palo. Nosotros giramos a la derecha subiendo hacia el Cerro del Roque Cercado.
Cerro del Roque Cercado. Vistas del pequeño islote Roque Cercado, del faro de Martiño y de Lanzarote. Regresamos por el mismo camino.
Giro a la derecha por un atajo. Al llegar a un depósito o aljibe en La Hoya de Los Labrantes enlazamos a la derecha por un pequeño atajo que enlaza con el camino de subida a la montaña La Caldera.
Giro a la derecha. Ascenso a la montaña por un sendero empedrado.
Cima, vértice geodésico. Montaña La Caldera
Giro a la derecha por el Camino Del Faro, enlazando de nuevo con el GR 131 en dirección Playa La Calera.
Bifurcación a la derecha existe un desvío hacia las salinas. Nosotros seguimos de frente.
Bifurcación seguir a la derecha el camino nos conduce de nuevo al Muellito donde finalizamos la caminata.

1 comment

  • oscar-raul 23.09.2016

    Qué bien documentada!!!

    Gracias.

You can or this trail