-
-
101 m
94 m
0
1,5
2,9
5,88 km

Просмотрено 32 раз(а), скачено 1 раз(а)

рядом с  Khiwa, Xorazm (Ŭzbekiston Respublikasi)

corazón fortificado de Khiva, conocido como Itchan Kala (lo que hay extramuros es Dichan Kala). Fue por la Puerta Oeste, la más utilizada por los viajeros que llegan a la ciudad, y desde ahí nos internamos por el eje principal de lo que viene a estar rodeado de 2 kilómetros de gruesas murallas y se convierte de repente en un mundo aparte. Aquello me pareció deslumbrante, como si hubiese descubierto la ciudad por la que Aladino viajaba con su alfombra mágica…La tienda de marionetas Ali Baba y los 40 ladrones.La entrada para visitar los monumentos de Itchan Kala se adquiere en una habitación que hay en la parte interior de la la Puerta del Oeste. Cuesta 57000 soms e incluye el derecho de fotografía. La entrada la grapan a una hoja en la que están escritos los nombres de los 17 monumentos visitables. Cada vez que se entra en uno de ellos lo van marcando. Por supuesto, si no se quiere visitar el interior de ninguno de estos monumentos, no hay que pagar nada y se puede ver la ciudad antigua igualmente.También a la entrada de Itchan-Kala por esta puerta hay en la pared un cuadro de azulejos que representa el mapa de la ciudad antigua con sus diferentes monumentos. Es útil para orientarse.
Saliendo de la fortaleza a la derecha, se encuentra el Zindán. Anda que no di vueltas para encontrarlo, que por más que miraba el mapa no lo localizaba. Al final era una habitación a la que no había prestado mucha atención y cuyo acceso era por una puerta tapada por una cortina.
es, en realidad, un minarete inacabado que estaba pensado para ser el más magnífico del mundo musulmán. La idea del Khan que lo originó era que fuera visto a cientos de kilómetros por la enemiga Bukhara pero murió antes de que esto sucediera y sus descendientes, quizás porque se trataba también de una empresa costosísima, no continuaron con su construcción y se quedó como está. Si ya de por sí es impactante, no quiero imaginarme cómo hubiera sido si le hubiesen dejado crecer como había sido pensado.
La Mezquita de los viernes tiene un patio de columnas de madera realmente prodigioso y al que merece la pena entrar. En total son 212 columnatas las que sostienen la estructura y las cuales están delicadamente talladas, como si cada una de ellas fuese una obra de arte en sí misma. No se encuentran dos iguales y, al parecer, algunas fueron utilizadas en la construcción anterior a la misma, por lo que su antigüedad es manifiesta.HAY QUE ENTRAR.sE PUEDE subir al Minarete, pero escogí el de otra mezquita cercana para observar Itchan Kala desde arriba.
Junto a la madrasa del mismo nombre se levanta el minarete más alto de Khiva, con 51,5 metros. Un lugar perfecto para contemplar la ciudad a vista de pájaro, aunque subir hasta arriba me pareció una auténtica tortura. Cada escalón era un obstáculo, un reto que ir cubriendo. Porque no era como subir las escaleras de mi casa ni mucho menos, sino que, para hacernos una idea, había momentos en los que me tenía que apoyar en el siguiente escalón para poder subir mejor. Y así hasta 112. Me cuesta pensar en el pobrecillo que durante cinco veces al día tendría que subir a llamar a los fieles a la oración con sus cantos. Probablemente cuando estuviera arriba le faltaría el aliento… y el habla.El premio a tanto esfuerzo son, por supuesto, las vistas que se obtienen desde arriba. Allí pude tocar con las manos un mar de cúpulas y callejones. Era como desplegar un mapa de la ciudad para ponerse a señalar rincones y circunstancias. En la madrasa de Islam Khodja está establecido el Museo de Artes Aplicadas, que desde mi punto de vista es el más interesante de la ciudad o el único. Alberga diversas colecciones de puertas y muebles tallados, prendas de vestir, alfombras, cerámica.
Es la fortaleza, el Palacio digno del Khan de Khiva, y allá donde una visita a última hora de la tarde, con el Sol a favor y los colores que visten la ciudad en su máximo esplendor, es lo más parecido a regalar un momento mágico al viajero que no olvide en la vida. Levantado en honores a Arang-Khan pero decorado con la mayor suntuosidad posible por Alla-Ulli-Khan, hoy es una visita ineludible en Khiva, con la recargada elegancia del arte islámico destinado a la suntuosidad de un líder y su familia.Y aunque es cierto que indagar por sus rincones es un placer, el premio se lo lleva quien se asoma a lo más alto de un mirador que deja a sus espaldas una muralla que parece un mar de olas y que muestra la mejor panorámica de la ciudad de Khiva. Aquí está el lugar ideal para hacer fotografías y pasar la última hora de la tarde, cuando Itchan Kala se queda en silencio y la luz se vuelve perfecta.
lA PUERTA SUR
Quizás Pahlavan Mahmud sea uno de los santos más venerados de la ciudad de Khiva. La consideración de santo patrón no tiene la misma similitud que en la religión cristiana. En los países islámicos hay tumbas o mausoleos de doctores, sabios o filósofos que vivieron hace siglos y que tienen una alta consideración entre su pueblo, quienes les llegan a ver como seres especiales con hilos dirigidos hacia Alá. Pahlavan Mahmud vivió entre los siglos XIII y XIV y tiene entre sus ocupaciones conocidas la de filósofo, poeta e incluso luchador y peletero (una combinación curiosa).
fijarse en las columnas labradas al detalle sobre pedestales de mármol o el preciosismo de las cerámicas y azulejos traídos de China que decoran las paredes.
ARKANCHI HOTEL
No tiene en google muy buena calificación. El libro dice: Un local con un patio y buena sombra; cocina ubeka mejor que la mediapor el pais. 
El restaurante de el hotel Malikatiene fama de servirla mejor comida de la ciudad
Bajo la madrasa, especialidades locales, siempre con grupos turísticos. Comida aceptable y entorno muy auténtico
PUERTA DEL OESTE. AL  LADO SE COMPRAN LOS PASES VÁLIDOS  PARA DOS DÍAS
hOY ES UN HOTEL
Puerta Norte. Reconstruida en 1920. Aconsejan pasear por el noroeste de las murallas a las que se accede por las escaleras de la Puerta norte

Комментарии

    You can or this trail