d.abad

Время  один час 17 минут

Координаты 117

Uploaded 27 мая 2018 г.

Recorded мая 2018

-
-
1 030 m
797 m
0
0,6
1,2
2,5 km

Просмотрено 535 раз(а), скачено 13 раз(а)

рядом с Cadalso de los Vidrios, Madrid (España)

Fuente: Comunidad de Madrid. Dirección General de Turismo

RUTAS GUIADAS POR LA COMUNIDAD DE MADRID
10. Peña de Cadalso
Cadalso de los Vidrios, Sierra Oeste

La ruta...

Desde pocos lugares puede observarse una panorámica tan extraordinaria del pueblo de Cadalso de los Vidrios como desde Peña Muñana, una formación granítica de 1.044 m de altitud, escarpada, rodeada de risco y precipicios y que preside este municipio de la Sierra Oeste madrileña. De hecho, antiguamente se utilizaba como lugar de vigilancia. La subida a la Peña de Cadalso, como también se la conoce, es sencilla, breve y podrán hacerla personas sin ninguna experiencia. El tramo final para acceder a lo más alto de la cumbre, no obstante, es algo más complicado, pues debe treparse entre rocas. Se trata de una ruta lineal que asciende suavemente entre pinares y formas graníticas moldeadas por la erosión, con una interesante riqueza paisajística. Partiendo desde la Plaza de Toros Monumental Metálica de la localidad, la distancia aproximada es de 2,600 km, el desnivel de unos 175 m y la duración del recorrido es de alrededor de 1 h. La bajada se realiza por el mismo camino. Sin embargo, los más experimentados podrán optar por bajar por la cara sur, cortada abruptamente y con una fuerte pendiente. Sea cual sea su condición física y su experiencia en este tipo de actividades, no hay excusa para no subir a esta peña de gran valor geomorfológico y situada entre las sierras de Guadarrama y Gredos.

Acceso al punto de inicio: por la A-5 hasta la salida 32, donde se continúa en dirección Navalcarnero. Al llegar a Navalcarnero tomar la M-507 hacia Cadalso de los Vidrios. Cuando la carretera entra en el pueblo, hay que seguir las indicaciones para llegar al Centro de Salud. Frente a la entrada de éste, se encuentra la Plaza de Toros.

La distancia que separa la Plaza de Toros Monumental Metálica de la pista de tierra que se adentra en el bosque y que, suavemente, comienza a ascender por la ladera de la peña es corta y transcurre, casi en su totalidad, por las afueras del núcleo urbano, entre urbanizaciones.

Nada más tomar el sendero que parte junto a un panel indicador –en el que se muestra el trazado de una ruta distinta–, los pinares dominan el paisaje. Los ejemplares de pino piñonero (Pinus pinea) y pino resinero (Pinus pinaster) se reparten el terreno y, si se presta un poco de atención, incluso pueden distinguirse. El piñonero, llamado así por los grandes y sabrosos piñones que produce, puede medir más de 25 m de altura. Su tronco se eleva sin ramas al principio hasta que surge una copa redondeada y achatada que recuerda a una sombrilla. El pino resinero, por su parte, presenta un tronco esbelto y desnudo con corteza anaranjada, gruesa, muy agrietada e irregular.

Entre los pinos, se hacen hueco numerosas encinas (Quercus ilex), árbol típico de la región mediterránea. De talla mediana, su copa es densa y redondeada y sus hojas son perennes, muy duras y de color verde oscuro. Las de las ramas más bajas están provistas de fuertes espinas en su contorno, mientras que las de las ramas altas carecen de ellas. Sus frutos, las bellotas, son el principal motivo por el que se cultivan.

En los márgenes de los distintos senderos que se siguen durante el recorrido abundan arbustos como la jara pringosa (Cistus ladanifer), cuyas hojas alargadas y estrechas están impregnadas de ládano, una resina muy pegajosa y olorosa que les da un aspecto brillante. Sus flores blancas y grandes son también muy características. También está presente el cantueso (Lavandula stoechas), un arbusto muy ramificado y aromático que se distingue con facilidad gracias a sus flores ovaladas de color púrpura. Cuando se han andado unos 2,350 km aproximadamente desde el inicio de la ruta, surgen además helechos comunes (Pterdium aquilinum). La especie más conocida de esta planta suele habitar zonas umbrosas, frescas y húmedas. Puede alcanzar los 2 m de altura y tiene hojas grandes.

Según se avanza y se va subiendo por la ladera de la peña, el camino es cada vez más pendiente y más estrecho y los lanchares de granito, que forman parte del paisaje de la ruta desde su inicio, se hacen más grandes. Al subirlos hay que tener cuidado porque son muy resbaladizos. A lo largo de la ruta, el granito no sólo está presente en estos lanchares. También es posible verlo en distintas formas modeladas por la erosión y en las enormes canteras graníticas de Cadalso de los Vidrios, que son visibles desde el recorrido y que dejan constancia de la importancia de la cantería en el lugar.

Las sensacionales panorámicas que también se pueden obtener del pueblo son otro de los grandes atractivos de la ruta. Aunque en numerosos puntos es posible ver a vista de pájaro la localidad rodeada de viñedos y pinares, desde ningún lugar se obtiene una vista tan asombrosa como en la cumbre de la peña. Ésta alcanza incluso las cercanas provincias de Ávila y Toledo. Subir a lo más alto de Peña Muñana –donde hay un vértice geodésico, una caseta de vigilancia y los restos de una cruz de hierro– no es sencillo, pues es necesario trepar entre las rocas y hay que hacerlo con mucho cuidado para evitar los resbalones.

Al alto valor ecológico, paisajístico y sobre todo geomorfológico del lugar, hay que sumar que la Peña de Cadalso se encuentra dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Encinares de los ríos Alberche y Cofio, que ocupa un total de 83.156 hectáreas de superficie. Este espacio protegido es área de campeo y nidificación del águila imperial ibérica (Aquila adalberti), el buitre leonado (Gyps fulvus), el buitre negro (Aegypius monachus), el águila perdicera (Aquila fasciata) o el búho real (Bubo bubo).

El regreso al punto de inicio puede hacerse de dos maneras. La más sencilla es por el mismo camino, deshaciendo lo andado. La otra opción para volver es bajando por la cara sur de la peña, pero hay que tener en cuenta que este retorno alternativo supone un mayor esfuerzo físico y su dificultad es mayor, ya que se hace por una senda apenas marcada, con una fuerte pendiente y que desciende bruscamente entre numerosas rocas y abundante vegetación durante aproximadamente 1 km.

También es importante saber que, si se opta por realizar la ruta en invierno, hay que tener cuidado con la nieve y el hielo que puede haber en los lanchares de granito. Tampoco es recomendable hacer el itinerario en verano o en días demasiado calurosos.

Ficha técnica:

Tipo de itinerario: lineal
Señalización: poco señalizada
Dificultad: con poca dificultad
Distancia aproximada: 2,600 km (ida)
Duración aproximada: 1 h.
Desnivel ascendido: 175 m
Época aconsejada: primavera y otoño

Para no perderse...

El nombre de Cadalso de los Vidrios (el punto de inicio de la ruta) tiene su origen en la gran importancia que tuvo en la localidad la fabricación de objetos de vidrio desde el siglo XV y hasta principios del XX. De hecho, gran parte de la cristalería de la Real Botica del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial está hecha en Cadalso y algunas piezas de vidrio soplado elaboradas en el pueblo se exponen en el Museo Británico de Londres. En su visita al municipio no debe dejar de ver el Palacio de Villena, catalogado, junto con sus bellos jardines con un gran estanque, como Bien de Interés Cultural. El edificio, que fue lugar de recreo y descanso de Don Álvaro de Luna, se levantó con sillares de piedra en el siglo XV y es de estilo renacentista. Su planta rectangular presenta dos fachadas: una norte almenada y otra al sur con una arquería de medio punto. Entre los edificios religiosos destaca la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo gótico- renacentista y que comenzó a construirse en 1498. Está en parte edificada con piedras de la vieja muralla árabe, huella de la presencia musulmana en Cadalso de los Vidrios.

San Martín de Valdeiglesias (a 11,300 km de Cadalso de los Vidrios) es tierra de prestigiosos vinos, como ya escribieron en su día autores de la talla de Jorge Manrique, Tirso de Molina o Miguel de Cervantes. Se trata de una de las tres subzonas que, junto con Arganda del Rey y Navalcarnero, forman parte de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Los caldos de esta área de producción –que incluye nueve municipios y cuyos viñedos ocupan algo más de 1.575 hectáreas– proceden, principalmente, de las variedades de uva garnacha y albillo. Los tintos son robustos, ricos en cuerpo y color, sabrosos y muy afrutados. Los blancos, por su parte, son brisados. Todos son perfectos para acompañar la rica gastronomía local en la que ocupan un lugar privilegiado los níscalos en otoño, los espárragos de zarza en primavera y las carnes de caza. La indiscutible joya patrimonial de San Martín de Valdeiglesias es el Castillo de la Coracera, fortaleza medieval levantada entre los siglos XIV y XV y que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949. En los meses de verano, el lugar más concurrido del municipio es el Pantano de San Juan, al que acuden los vecinos y otros muchos madrileños para bañarse o practicar deportes náuticos –incluidas las actividades acuáticas a motor, que están permitidas– en alguna de sus áreas recreativas. Enclavado entre pinares, en las primeras estribaciones de la Sierra de Gredos, ocupa una superficie de 650 hectáreas y cuenta con más de 10 km de playas.

Desde el núcleo urbano de Cenicientos (a 5,200 km de Cadalso de los Vidrios) se obtienen unas bonitas vistas de los 1.252 m de altitud de la Peña de Cenicientos. Algunos documentos sitúan los orígenes de este municipio en la Piedra Escrita, que se conserva a unos 8 km al sudeste del pueblo. Se trata de un monumento civil de origen romano que está formado por una robusta roca de granito de unos 7 m de altura y 9 m de circunferencia y que tiene tallada una escena en la que aparecen representadas tres figuras humanas. Aunque son varias las hipótesis sobre su uso original, la más llamativa es la que apunta que era un altar levantado en honor a la diosa Diana.

Más información: www.cadalsodelosvidrios.es; www.sanmartindevaldeiglesias.org; www.cenicientos.com; www.sierraoeste.org; www.sierraoesteturismo.com
Пересечение

Calle Castellana, Cadalso de los Vidrios

Calle Castellana, Cadalso de los Vidrios
Пересечение

Camino de la Peña, Cadalso de los Vidrios

Camino de la Peña, Cadalso de los Vidrios
Информация

Cartel informativo Peña de Cadalso

Cartel informativo Peña de Cadalso
вершина

Peña de Cadalso

Peña de Cadalso
Building of interest

Plaza de Toros Monumental Metálica de Cadalso de los Vidrios

Plaza de Toros Monumental Metálica de Cadalso de los Vidrios
Пересечение

Sendero vista panorámica de Cadalso de los Vidrios

Sendero vista panorámica de Cadalso de los Vidrios
панорама

Vista cabezo sur de la Peña de Cadalso

Vista cabezo sur de la Peña de Cadalso
панорама

Vista canteras de granito de Cadalso de los Vidrios

Cadalso de los Vidrios - Peña de Cadalso (RGCM 10)

Комментарии

    You can or this trail