Время  3 часов 39 минут

Координаты 1687

Uploaded 31 марта 2014 г.

Recorded января 2014

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
510 m
424 m
0
6,0
12
24,11 km

Просмотрено 7208 раз(а), скачено 143 раз(а)

рядом с Valencia de Alcántara, Extremadura (España)

Si quieres ver el texto con las fotos ubicadas en el mismo, visita mi blog en este enlace:

DÓLMENES, RUTA 4: TAPADA DEL ANTA en mi blog

Aprovechando nuestro viaje para conocer las rutas de los dólmenes 2 y 5 (Zafra y de La Aceña de la Borrega), nos propusimos aprovechar la tarde para hacer la ruta 4, de La Tapada del Anta.

Dada la gran distancia existente entre los cuatro dólmenes decidimos hacer el recorrido en coche en la medida en que fuera posible.

Atravesamos Valencia de Alcántara en dirección a Portugal. Donde termina la ciudad sale a la derecha una carretera más estrecha. En ese punto existen varias indicaciones: un panel vertical,nos señala que la dirección de la “Ruta 4 Tapada del Anta”. Otro de carreteras señala “San Pedro 6” y un tercero nos dirige en la misma dirección para ir al “Acueducto”. Es la CCV-107, que hemos de seguir durante unos 3 kilómetros.

A poco más de un kilómetro la carretera se bifurca. Debemos seguir por la izquierda, la CCV-107.

A unos 3 kilómetros de los letreros, un camino sin asfaltar sale por la derecha. Allí mismo una cancela da acceso a una finca. Hemos de aparcar, pues debemos continuar andando.

Al otro lado de la carretera un poste vertical nos indica un pequeño sendero que hemos de seguir durante unos 600 metros al final de los cuales veremos, a nuestra derecha, en medio de un campo, el dolmen de La Barca.

Para acceder al mismo hemos de saltar una pared. Hay un punto concreto en que el acceso resulta fácil.

Está formado por seis ortostatos de buen tamaño, cinco de ellos de poco más de 2 metros de altura.

Justo delante del acceso a la cámara se encuentra una losa de granito que, sin duda, forma parte del conjunto pero sobre la que no he visto referencia alguna. Quizá sea la parte superior, partida, del primer ortostato de la derecha, el más bajo de todos (1,70 de altura, aproximadamente).

No existe traza alguna del corredor ni hay vestigios de la cubierta con la que debió contar en su día. Tampoco queda señal alguna del túmulo, desaparecido seguramente por las labores del campo en la finca.

Regresamos a la carretera CCV-107 y continuamos por la misma durante 1,8 kilómetros hasta encontrar un desvío a la derecha que indica “La Fontañera”. Es una carreterita de tercer orden, pero con firme suficientemente bueno, que nos llevará en 1,5 km. a encontrarnos con la CCV-98.

Al llegar al cruce, debemos dejar el coche aparcado al otro lado de la carretera, en un ensanchamiento de la CCV-98 que hay en el mismo cruce, delante de unas casas: las Casas de la Miera.

Hay solo 600 metros desde el cruce hasta nuestro siguiente objetivo, el dolmen La Miera. El camino que hemos de seguir es el que está justo enfrente de la carrera de tercer orden por la que veníamos. Aunque podría resultar innecesario, un poste indicador nos ayuda a orientarnos, lo que siempre se agradece.

A poco más de 400 metros de donde dejamos el coche el camino hace un giro de 90º a la derecha. Nosotros hemos de seguir de frente y otra señal así nos lo indica.

Entramos en una vereda que discurre paralela a una pared. Hemos de caminar junto a ella. Como a 150 metros vamos a ver un poste de madera, con el esquema de un dolmen dibujado, que nos invita a saltar la pared para pasar a una finca.

Desde el mismo momento en que traspasamos el muro nos damos cuenta que allí hay mucha desidia. Se han cortado jaras y ramas en el campo, pero ni se han retirado ni se han acumulado en un solo sitio. El entorno aparece sucio y descuidado y el dolmen, que queda a la vista, aparece rodeado por maleza.

Según nos acercamos subiendo al altillo donde se encuentra, percibimos que a este monumento, a diferencia de todos los demás que hemos visitado, no se le presta ninguna atención. Y cuando estamos junto a él tenemos la sensación que, más que indiferencia es como si se le tuviera antipatía. Se ha dejado que todo su interior haya sido tomado por las zarzas, lo que imposibilita acercarse a la cámara y, mucho menos, entrar en ella. Una verdadera lástima que nos lleva a suspirar por la aplicación de la Ley de Expropiación en casos como éste.

Desde aquí hago una llamada a las autoridades correspondientes para se limpie un poco el entorno del dolmen La Miera, pues bien merece la pena.

Cuento seis ortostatos, dos de ellos de casi 3 metros de altura, notablemente más altos que los demás y colocados de manera totalmente independiente, sin contacto con el resto; otros dos deben tener como 2,50 metros y se apoya uno sobre el otro; los otros dos sobresalen del suelo 1,40 metros aproximadamente, están rotos y la maleza me impide ver si la parte que les falta está por allí.

Nos marchamos del lugar con la pena de que la desidia y la ignorancia hagan que un monumento semejante se encuentre en tal estado de abandono.

Volvemos con rapidez al coche. Son las 17,30 horas de un mes enero y aunque el día está despejado, el atardecer se nos echa encima y aún queremos encontrar y ver dos dólmenes más.

Con el coche ponemos dirección a Valencia de Alcántara por la CCV-98, que seguimos durante casi 3 kilómetros, hasta pasada la Casa de San Benito. Allí tomamos la carretera que sale a la izquierda, en dirección al Molino de la Negra y Huerta Luna. Hemos de recorrer este camino durante otros casi 3 kilómetros hasta encontrar un desvío izquierda y derecha.

Tomamos primero a la derecha, para ir a visitar el Huerta de la Monja.
La señalización de este dolmen es paupérrima y nos volvemos locos dando vueltas. Tenemos una ubicación aproximada, pero no vemos vestigio alguno del monumento ni tampoco ninguna señalización que nos sugiera su ubicación.

Finalmente y como a unos 600 metros de la intersección aludida, optamos por tomar un camino que sale a la izquierda y que pasa junto a una casa abandonada. Tras una ligera y corta subida vemos que el camino está encementado y que es una cuesta descendente muy fuerte. Bajamos con pocas esperanzas de encontrar el dolmen. Sin embargo, cuando hemos bajado toda la cuesta vemos, a la izquierda, un claro a la izquierda del camino, con un panel informativo detrás de una pared, aunque visible, que habla del Huerta de la Monja. Así pues, el dolmen tendría que estar allí. ¡¡Y sin embargo no está ni hay manera de verlo!!.

Cuando estamos a punto de desesperar de encontrarlo me decido a subir a un cerro por un medio camino, totalmente deslavazado. Recorro unos 200 metros y llego hasta arriba del todo y sigo sin ver nada y cuando estoy a punto de tirar la toalla, camino diez o doce metros más y, tras una curva a la derecha, oculto detrás de unos árboles ¡¡lo veo, y es impresionante, magnífico!!

A voces llamo a Gonzalo para que suba. Cuando llega arriba, se queda sin palabras. Es precioso.

Conserva la cámara con su cubierta y un corredor muy largo de dos tramos, el atrio y restos de un túmulo de más de 20 metros de diámetro que tenía adosada una estructura.

En la trasera de la cámara uno de sus ortostatos tiene un grabado antropomorfo que, cuando existía el túmulo, debía quedar tapado y que pudiera representar a una figura antropomorfa con una túnica.

Durante las excavaciones aparecieron numerosos restos de vasijas, puntas de flecha, piezas pulidas, cuentas de collar y placas de pizarra decoradas como parte de los ajuares. En el atrio, como ofrenda a los enterrados, ocupaban un lugar importante los restos cerámicos.

La cámara tiene un diámetro de 3,90 metros y una altura de 2,10 y está compuesta por seis ortostatos de granito, de buenas dimensiones, con losa de cubierta en bastante buenas condiciones.

Me disculpo por la calidad de las fotos, pero la tarde había caído y las condiciones de luz no eran, ni mucho menos, las mejores para obtener unas fotos pasables.

Un tanto agobiados por la hora decidimos regresar al coche. Hacerlo por donde habíamos venido suponía bajar otra vez al camino para tener que subir luego una cuesta muy pronunciada hasta llegar al coche. Como quiera que sabíamos que podríamos ir en línea recta, si bien campo a través, nos dirigimos derechos en dirección al camino, que veíamos desde la ubicación del dolmen.

Saltamos una pequeña pared y continuamos bajando, entre jaras, hasta encontrar una alambrada. Al llegar a la misma, la seguimos hacia la izquierda hasta encontrar una cancela sin candado por la que accedimos libremente al camino.

Recomiendo, a quien pueda hacer la ruta, que entre por la cancela y ascienda al cerro que se ve detrás de ella pero, en vez de subir de frente, que lo haga dirigiéndose ligeramente hacia la izquierda. Con ello evitaría las cuestas de bajada y subida que recogen el track.

No obstante, el waypoint que adjunto al track da la posición exacta del dolmen.

A pesar de lo avanzado de la hora decidimos visitar el último de nuestros objetivos, el dolmen que le da nombre a esta ruta: el Tapada del Anta.

Regresamos con el coche por el camino que vinimos desde el anterior cruce. Como dije antes, son unos 600 metros. Al llegar al cruce (al que antes llegamos por lo que ahora es nuestra izquierda), continuamos de frente durante otros 200 metros. Un panel informativo y un poste con la correspondiente información nos dicen que es el sitio adecuado para dejar el coche otra vez.

A través de un sendero, claramente delimitado, ascendemos a lo alto del cerro donde se encuentra nuestro último objetivo.

El Tapada del Anta es un gran sepulcro que conserva la cubierta de la cámara, un corredor largo y restos de lo que fue el túmulo.

Está formado por siete ortostatos de grandes dimensiones, más la losa de la cubierta.

El diámetro de la cámara es de 4,50 metros. Enorme comparado con el resto de los que hemos visto.

Este es otro de los monumentos emblemáticos de entre los dólmenes de Valencia de Alcántara, tanto por su buena conservación como por su accesibilidad.

Como el resto de los dólmenes, está orientado al este.

View more external

Saltar pared aqui
Saltar pared de la izquierda
La Miera
Aparcar aquí y seguir a pie
Huerta de la Monja
Cancela

12 комментарийиев

  • Фото Manbema

    Manbema 02.04.2014

    Me reitero en mi opinión de que se trata de unas rutas magníficas. Contando con los track y la ubiacación, habrá que planteárselo hacerlas en breve.
    Gracias, Dalits, una vez más.

  • Фото Mirafrin

    Mirafrin 02.04.2014

    Realmente son monumentales. No solo porque lo sean objetivamente, sino por su tamaño y grandiosidad. Habrá que acercarse.

  • Фото Dicaru

    Dicaru 02.04.2014

    Sorprendente. Desconocía esta ruta y la abundancia de dólmenes en esa zona. Gracias por compartirlo.

  • Фото Dalits

    Dalits 02.04.2014

    Gracias, Manbema, Mirafrin y Dicaru por vuestros amables comentarios.

    Realmente merece la pena, si os es posible, acercaros a visitarlos. No son rutas excesivamente largas y lo que ofrecen compensa sobradamente por el desplazamiento.

    Un saludo.

  • Pasosligeros 02.04.2014

    Gracias por esta otra ruta. ¡Qué maravilla! No conocia esta ruta a pesar de vivir cerca de Valencia. Ójala pueda hacerla...y más con el tiempo que viene.

  • Фото Dalits

    Dalits 02.04.2014

    Gracias Pasosligeros. La verdad es que teniendo el track no es nada complicado y máxime pudiendo hacerse en coche, pues realmente merece la pena esta opción.

  • Фото Parian

    Parian 02.04.2014

    Coincido en la valoración de la ruta, Dalits. Probablemente no acertemos al buscar SIEMPRE rutas "de andar" y, por tanto, con unos mínimos de distancias. Rutas como las de los dólmenes que has colgado estos días resultan enormemente atractivas. A mi me impone saber que se trata de "monumentos" de hace cinco mil años. Impresionante y valioso para ser visitado. Gracias por tu esfuerzo al detallar tus crónicas.

  • Фото Pelopua

    Pelopua 03.05.2014

    Sencillamente impresionante. ¡Miles de años de historia que nos hablan desde unas piedras! - Gracias por la descripción de la ruta, Dalits.

  • Фото Cocinilla

    Cocinilla 09.05.2014

    Conocía los dólmenes de la Aceña, pero estos no. Siempre me llenan de admiración.

  • Фото Depuntillas

    Depuntillas 29.03.2015

    I have followed this trail  View more

    Gracias a tus explicaciones pudimos localizar, sin ningún problema, todos los dólmenes de esta ruta, que también la hicimos en coche.
    Un saludo, Dalits.

  • Pasosligeros 03.04.2015

    Gracias por esta otra ruta. ¡Qué maravilla! No la conocia a pesar de vivir cerca de Valencia. Ójala pueda hacerla pronto de nuevo. La recomiendo.

  • monicapallardo 31.03.2018

    Hola ¿se puede hacer la ruta con un Ford Ecosport? Es un SUV

You can or this trail