Время  2 дней 8 часов 32 минут

Координаты 11400

Uploaded 13 июля 2019 г.

Recorded июля 2019

-
-
2 004 m
896 m
0
53
107
213,75 km

Просмотрено 65 раз(а), скачено 0 раз(а)

рядом с El Burgo de Osma, Castilla y León (España)

Maratón BTT “Tierra de Soria”: Burgo de Osma, Molinos de Duero, San Leonardo de Yagüe. (Tras las huellas de los Templarios)

Guapa ruta maratón realizada a lo largo de tres intensos días por tierras de Soria, para mi una gran desconocida. Ruta en la que me acompañó mi amigo Jose Luis Pillarno del GC Ensidesa y la cual hicimos con alforjas. Si Bien de entrada ya recomiendo dada la dureza de algunos tramos la recomendación de hacerla sin ellas si tuvierais un vehiculo de apoyo para llevar el equipaje al final de cada día.
Tiene su punto de partida en el bello pueblo de Burgo de Osma, que cuenta con catedral y antigua Universidad, y un bello antiguo casco histórico. La primera etapa tiene como puntos fuertes la visita al pueblo y castillo de calatañazor, al manantial de la fuentona, al sabinar de calatañazor y la visita a la playa Pita. Para culminar tras 80 kms de pedaleo en Molinos de Duero.
Hizimos noche en el Hostal San Martin (muy bien) y al dia siguiente realizamos al etapa más dura que culmina en la conquista de la laguna helada a 2000 mts de altura, el mirador de la laguna negra y tras otros 80 kms de duro recorrido finaliza en san Leonardo de Yagüe. Donde hicimos noche en Hotel Manrique de Lara.
La última jornada de apenas 50 kms discurre por el cañón del Rio Lobos a lo largo de una bella travesia de 25 kms por su interior con la visita a la ermita Templaria y a las cuevas de san Bartolomé.
Hizimos la ruta bajo un sol abrasador a mediados de Julio, hay bastantes fuentes y pueblos en el recorrido para rehidratar con excepción del tramo entre Vinuesa y covaleda tras subir a la laguna helada, tramo de unos 35 kms sin una fuente….
CUADERNO DE BITACORA
JORNADA 1ª--- BURGO DE OSMA- MOLINOS DE DUERO
Salimos el primer dia con ganas de aventura y disfrutar de los bellos lugares descritos con anterioridad por otros aventureros, tratando de seguir en ocasiones las huellas de los caballeros templarios. Cruzamos el puente sobre el rio Ucero y pasamos bajo el arco amurallado mirando de soslayo la bella estampa de la torre de la catedral. Tras hacer un poco de callejeo por las calles del pueblo salimos del mismo pasando cerca del centro de salud cogiendo la caretera SO 920. Tras pasar bajo el puente de la autopista giramos a la izda para afrontar las primeras pistas que nos llevarian a la cañada Real soriana. Se hizo duro esta primera fase, con los músculos atenazados que aun parecia no habian salido de la cama, superamos el repecho inicial, con los gruñidos lastimeros de mi cadena que lloraban como una plañidera por unas gotas de aceite.
Comienza un tramo de varios kms donde el ocre predomina sobre el verde oliva de la vegetacion que vamos encontrando. Son pistas amplias faciles de ciclar, en algunos tramos el piso ha sido recientemente aplastado lo cual facilita el avance, alternando con otros tramos en los cuales el piso con mucha grava suelta hace difícil complicado mantener el equilibrio por el peso extra de las alforjas.
Pasan los kms y seguimos ciclando por la cañada Real, cuando sufro el primero de los 4 pinchazos que tendré a lo largo de los 3 dias de aventura. Con la destreza de Jose Luis, mi compañero de fatigas, arreglamos el mismo y seguimos ruta llegando a una zona más bella donde la vegetación trata de devorar el camino y la sombra de los arboles se agradece pues el sol comienza a apretar de lo lindo.
Llegamos al km 27 de ruta donde topamos el primer pueblo de la Jornada, Blacos, visitando su frontón y contemplando un rato la estructura de la iglesia, pues es una ruta donde veremos un sin fin de iglesias y ermitas así como castillos en distinto estado de conservación.
Salimos de Blacos por la zona de las rozas tomando dirección hacia el barranco del monte para lo cual tenemos que tensar cadena para superar algun duro repecho, pero tras ello un bello campo de cereal pinta e color ocre toda una gran explanada hasta llegar a divisar en lontananza la bella figura en el horizonte del pueblo de Calatañazor.
Calatañazor es el primer punto de interés de la ruta tras Burgo de Osma. Llegamos a sus empinadas calles buscando una posada donde saciar la sed, bien que la hallamos, tomando con el zumo de malta y cebada una buena ración de torreznos que nos supieron a gloria. Era el Km 32 de la ruta, el sol en lo alto pegaba de lo lindo y tras recuperar fuerzas y despedirnos del posadero, subimos al castillo de Calatañazor subiendo a lo alto de la Torre de la Torre del Homenaje. Guapas vistas y panorámicas desde sus murallas, y nos dejamos llevar por la magia del lugar, pensando en las batallas y hechos que pudrieron haber sucedido entre las paredes de tan noble lugar.
Habia que reiniciar camino, pues las horas pasaban y el dia avanzaba y saboreando los buenos momentos vividos en la citada fortaleza seguimos ruta pasando cerca de los restos de ruinas de la ermita de santa ana. Cruzamos un cañon pedregoso en la zona conocida como los llanos de la pedriza y seguimos ruta en agradable charla hasta llegar al pueblo de Muriel de la Fuente. El sol quema literalmente en aquellos repechos duros de ciclar y sufro entonecs una desagradable rotura de cadena, arreglamos la misma bajo la sombra agradable de una sabina, que maravilla esos eslabones de cadena llamados “mislink” que te facilitan tanto esta temida averia en los tiempos que yo empezé a pedalear cuando el tronchacadenas era elemento fundamental y ahora mas de apoyo aunque necesario...
Y seguimos ruta tras solventar el percance...Grato recuerdo guardo del tramo que viene a continuación pues nos dirijimos por amplia praderia hasta el sabinar de calatañazor donde contemplamos las especies arboreas que dan fama al lugar. Retornamos por carretera hasta las cercanias del pueblo para luego dirigirnos al bello enclave natural del manantial de la fuentona. Aquello se abrio ante nosotros como un paraíso, bella floresta en medio de un cañon con pasarelas de madera sobre el nacimiento del Rio avion, rio que entrega sus aguas al rio Ucero a la altura de Burgo de osma. Pero antes de llegar al manantial nos dirigimos por la derecha hasta un cañon donde en invierno hay una bella cascada. Desandamos los pasos para ir al manantial de la fuentona. Color verde intenso esmeralda, en un remanso de paz y tranquilidad, un pequeño paraíso en la tierra convertido ahora en reserva natural y donde varias expediciones de espeleologia se ahn adentrado en el mismo encontrando una bella red de cuevas hacia el interior de la tierra anegadas por el agua má slimpia y cristalina que recuerdo haber visto en mucho tiempo. Es momento para descansar y dejarse llevar por la magia del lugar y la belleza del entorno. Reiniciamos ruta volviendo al pueblo de Muriel de la fuente, pero antes rehidratamos en el bar de la entrada del cañon que está abierto en verano. Nos indican que la mejor epoca para visitar estos lugares es la Semana Santa.
Salimos por las calles del pueblo, llenos de estatuas, replicas muchas de ellas de la cultura helénica. Llevamos ya 55 kms de ruta cuando transitamos por el conocido camino del caminazo, es un terrenos ondulante, engañoso, pero facil de ciclar, si bien el peso de las alforjas comienza poco a poco a restar fuerzas.
En el km 62 llegamos al pueblo de cabrejas del Pinar, nos damos una vuelta por el mismo subiendo en zigzag hasta llegar a la ruinas de su castillo y luego bajamos de nuevo al medio del pueblo buscando una tiendina donde comprar viveres y rehidratar, el cansancio comienza ya a hacer mella y los 40 grados de temperatura que Lorenzo despliega con toda su fuerza sobre nuestras cabezas comienzan a pasarme factura. Seguimos ruta por una zona favorable de ciclar atravesando la dehesa del valle y luego enlazando con un tramo de asfalto el cual abandonamos por la izda cogiendo de nuevo las pistas que nos llevan hasta el Raso del camino. Atravesamos un enorme pinar llamado pinar grande y salimos a carretera, fue alli donde vimos el letrero de desvío a playa Pita y no lo pensamos dos veces, nos tiramos asfalto abajo, dejando momentáneamente el monte y llegamos al embalse de la cuerda del pozo y el lugar adaptado como playa improvisada donde un gentio de personas, la mayoria jóvenes, disfrutaban del lugar y algunas de ellas de un buen baño... baño que de buena gana nos habriamos dado... pero la hora del dia era ya tardia y habia que llegar a nuestro destino que era Molinos de Duero. No sin antes visitar un pequeño mirador que se encuentra en el puente que cruza el embalse. Y tras apenas un par de kms e carretera entramos en el pueblo de Molinos de Duero. Eran ya casi las 9 de la noche, temperatura ya agradable. Y con la alegria de haber finalizado la primera etapa, recordadndo los buenos y mágicos momentos vividos, dimos cuenta de una opipara cena en la terraza del Hostal San Marín donde nos alejamos y fuimos muy bien tratados. Un buen vino de la tierra de Soria: “camino de Soria”, fue maridado por un buen revuelto de Boletus y una buena tabla de embutidos. Y asi contemplando las estrellas en mitad de la noche, a muchos cientos de kms de casa, acabamos la primera joranada reconfortados por las experiencias vividas.... Al dia siguiente aguradaba la jornada más dura, con la subida a la laguna helada...

JORNADA 2ª--- MOLINOS DE DUERO- SAN LEONARDO DE YAGÜE

Con el sol empezando a calentar ya bien temprano, eran apenas las nueve de la mañana cuando nos pusimos en Ruta tras un buen desayuno en el Hostal San Martín. Buscamos el puente que cruza el Rio Duero y nos introducimos en la senda que pasa bajo sus pilares. Fue un tramo espectacular en su inicio, pedaleando a la vera del Duero por tramos algo técnicos, para ir con alforjas, que fuimos sorteando con más o menos gracia. De repente el camino desaparece pues la crecida del nivel del agua anegó el camino. Tuvimos que portear la bici con las molestas alforjas durante unos 20 metros hasta salir de nuevo a la vega del rio y poder continuar con el pedaleo. Llegamos tras un precioso tramo de bosque de Ribera hasta el puente que cruza el embalse y conduce al bello pueblo de Vinuesa. Llegamos al mismo tras unos 5 kms de agradable pedaleo desde Molinos de Duero y era ya inevitable levantar la vista bajo nuestros cascos y buscar la silueta de la sierra que se oteaba por alli arriba... cruzamos el pueblo, muy guapo y limpio con cosas interesantes que ver, pero ese dia teniamos la sensación de realizar una contrareloj por dura orografía que nos presentaba el perfil de la ruta... así que sin mas dilación salimos del pueblo atravesando una vasta llanura que poco a poco picaba para arriba, pasando por zonas de acampada jueniles. Y llegamos al km 92 de ruta global cuando abandonamos el camino principal por el que ibamos para coger un desvio por la izda, justo cuando se cruza el arroyo de navacastañas. Y alli comienza una subida larga, muy larga que culminaria unos 18 kms después en la laguna helada...

Tuvimos que salvar unos 1000 metros de desnivel recorriendo amplias pistas en medio de una gran floresta, de forma puntual comienza a aparecer alguna haya en medio de tanto pino. Y sube y sube... y sigue subiendo, no es un terreno difícil, pendientes máximas del 10% puntuales, pero en general con media entorno al 5%... Llegamos a un cruce de caminos, donde un panel indica la existencia de “arboles abuelos”, nos hubiera gustado visitar los mismos, pero implicaba aumentar la ruta y las reservas de agua comenzaban a escasear.. pues como comenté en la introducción inicial, desde Vinuesa hasta Covaleda, ni una sola fuente o bar...
Comienzan a aparecer rampas más duras y el cansancio y el sol hacen mella en este sufridor, veo como mi compañero mas delagado que yo y mejor físicamente sube sin apenas esfuerzo aquellos rampones, toca tirar de la bici y empujar la misma en algunos tramos para descansar las piernas... Y entoneces topamos una furgoneta 4 x 4 que fue para nosotros mo un oasis, pues su dueño fue muy amable al brindarnos una botella de agua... aquello fue una inyección de moral y fuerzas... quedaba ya apenas un km para llegar al mirador d e la laguna negra y poco más a la laguna helada. El tramo final fur mucho más sencillo de ciclar, y tras pasar una pequeña laguna de colores variopintos on un extraño color rojo en zonas de la superficie, donde un “morlaco” me miraba muy mal de reojo...en camine las pedaladas hacia el mirador de la laguna negra al cual se accede por un pequeño desvio del camino a tarves deuna pequeña baja de unos 200 metros...
Embelesados quedamos por la maravilla dellugar, ante nuestros ojos se abria todo un circo glaciar ahora convertido en valle en cuyo seno se hayaba la bella laguna negra, de color verde al estar rodeada de un gran pinar, y al fondo surgían majestuosas en el horizonte los picos de Urbión y otra serie de montañas que superaban los 2200 metros de altura. Tras fotos y mas fotos para inmortalizar el paraje en el album de la retina de los recuerdos, subimos de nuevo a nuestras polvorientas monturas para dirigirnos al bello paraje natural de la laguna helada... solitaria y bella fue como la encontramos, donde el silencio ancestral de tan bello paraje era solo roto por el canto de las ranas... una en concreto croaba como un tenor... y fue simpatico el comentario de compañero de fatigas cuando dice: “Joder, ese liga esta noche seguro... con esa potencia...” , bueno no fue ligar la palabra que precisamente usó... pero ya os lo podeis imaginar...
Descansamos, comimos un poco lo que las alforjas de nuestras monturas llevaban y tras despedirnos con una ultima mirada de la bella vista de los picos de Urbión, seguimos ruta
Ahora tocaba por fin una larga bajada hasta Covaleda, pero muy engañosa, pues tradamos casi tanto en bajar como en subir, tras llegara al refugio d el acabaña del Muchachón comienza un tramo donde el camino está muy roo y se hace difícil de ciclar con las alforjas, aquello tiene más perfil endurero que de trail y no llevamos la bici adecuada para dicho terreno y a ello sumar las alforjas... fue un tramo penoso de unos 2 kms, donde además tuve la mala suerte de perder mi botiquín que llevaba sujeto en mis alforjas por unos “pulpos” para tener acceso rapido a él si era necesario... gran perdida... as saber en que momento lo perdí...
Por fin llegamos a una pista forestal, que parecía una alfombra en comparación con el tramo previo. Salimos de la pista para enlazar con una pequeña carretera la cual abandonamos por la izda para llegar a covaleda por bello sendero inicial el cual se sigue de tramos de caliza, con buen agarre para las ruedas.
Llegamos a Covaleda con la vista nublada, sedientos y cansados por el esfuerzo d ela subida y de la bajada... paramos en el primer bar que topamos, no acertamos esta vez con el lugar... no nos sentimos muy bien atendidos... eran las tres y veinte... tuvimos que comer de lo que tenia en el expositor del mostrador y me da que aquellas croquetas con el calor que había y el tiempo que debian llevar hechas... no sé ... no voy a poner el nombre del lugar, porque sinceramente tampoco lo recuerdo muy bien... pero bueno, mejor olvidarse del único aspecto o momento poco grato de los tres dias de ruta.
Tras salir de Covaleda nos dirigimos al siguiente pueblo en el camino Duruelo de la Sierra. Llegamos al mismo por un bello camino a la vera del rio Duero, pasando al lado de las ruinas del puente de Santo Domingo. Bello tramo para ciclar y llegamos a pueblo en km 130 de ruta. Tras rehidratar en dicho pueblo seguimos camino, tocaba ahora ciclar por asfalto para subir un pequeño puerto de 3ª categoría de unos 4 kms de longitud y 5% de pendiente media. No se hizo muy duro, pues además de facilitar el pedaleo aquellos tramos de sombra nos supieron a gloria. Subi mejor que a la laguna helada, pues eran ya pasadas las seis de la tarde y el sol comenzaba a aflojar... Tras coronar el mismo iniciamos el descenso por carretera, la cual abandonamos cogiendo una amplia pista que nos llevaria hasta navaleno. Fue un tramo de facil y rapido rodar, con una sucesión de toboganes con marcado sentido descendente donde las cabalgaduras se mostraron “jocosas” alcanzando una buena velocidad.
Llegamos a la fuente de la canaleja, donde cargamos agua en nuestros termos y seguimos ruta llegando al pueblo de navaleno, inicialmente por tramo de subida de asfalto y luego siguiendo la senda verde del tren. Tramo facil de ciclar que agradecieron mis piernas.
Cruzamos Navaleno saliendo del mismo por un repecho para adentrarnos en el bosque de nuevo, disfrutando de otro bello tramo para enlazar de nuevo con la senda verde del ferrocarril que nos llevó en agradable paseo hasta las puertas de san Leonardo de Yagüe, tras pedalear unos 80 kms.
Hicimos parada y fonda en el hotel Manrique de Lara y fuimos a cenar al restaurante el Portalon frente a la iglesia del pueblo.
Fin de la segunda jornada

JORNADA 3ª--- SAN LEONARDO DE YAGÚE- BURGO DE OSMA.
Afectado por el calor y el esfuerzo y por algo que me pudo sentar mal, iniciamos la tercera etapa más tarde de lo planeado. Eran sobre las 10 de la mañana cuando abandonamos el hotel y encaminamos nuestros pasos hacia el pueblo de Hontoria del Pinar. Un tramo inicial ascendente por faciles pistas se sigue de rápidos tramos de praderia, con mullido lecho herboso, cogimos bastante velocidad y en breve entrábamos en el pueblo de Pinar de Hontoria donde desayunamos.
Y es aquí donde comienza uno de los tramos más bellos de los tres dias de ruta: el cañon del Rio lobos, el cual hicimos entero. Disfrutamos de una espectacular travesía a lo largo de 25 kms donde se vadea el rio en varias ocasiones, bueno se vadea en época de lluvias porque ahora hasta pasar la zona del puente de los siete ojos está completamente seco. Es un bello tramo en su parte inicial, donde va encajonado el sendero en el cañon. Senderos de ensueño para todo biker que hicieron las delicias de nuestra aficion por la BTT. Tramos algo técnicos en ocasiones por un angosto senero que en ocasiones apenas llegaba a 30 cms de anchura. Lugares de gran belleza por los que discurre el cañon hasta llegar al puente de los siete ojos donde el cañon ya se abre y cambia e paisaje, sin perder ni un atisbo de belleza, sencillamente es diferente... el pedaleo aumenta la velocidad en este tramo más facil de ciclar hasta llegar a una zona donde el sendero va colgado del cañon y donde hay una cuerda como elemento de seguridad lateral. Cruzamos dicha zona para cruzar el rio que ahora tiene agua a modo de grandes charcas donde los nenúfares son los reyes de las mismas... varios pasos sobre rocas nos van acercando a uno de los puntos álgidos de la jornada. La visita a las cuevas de san Bartolomé y la ermita Templaria del mismo nombre. Un bello enclave dentro del cañón que aumenta si cabe la espectacularidad del entorno. Entramos en la misma y avanzamos por el interior varios metros, disfrutando de lo fresco del lugar e inmortalizando en innumerables fotos para el recuerdo aquel recodo imborrable de nuestra aventura.
Seguimos ruta parando en el area recreativa a la salida del cañon y repusimos fuerzas en el bar del area, bien atendidos y buenas pitanzas que se asociaron de prestosas jarras de cerveza helada. Repuestos del esfuerzo y bien hidratados reiniciamos ruta.... pero pronto el sol volcó toda la fuerza sobre nostros, pues eran las horas centrales del dia y tuvimos que parar en breve de nuevo...
Pero antes tomamos el sendero del castillo de Ucero, bella atalaya sobre una inmensa alameda a la vera del nacimiento del Rio Ucero. Y asi llegamos al castillo de Ucero... impresionante fortaleza, entramos en su interior y fuimos a su torre del homenaje, zona mejor conservada de dicho bastión defensivo... Tras unos minutos de explorar las ruinas del lugar bajamos por pista al pueblo de Ucero, salimos del mismo por la izda por repecho asfaltado para seguir luego por senda a la vera del rio, por imperceptible sendero, sufriendo los cantos rodados escondidos entre la hierba... Buscamos con ansia valdelinares... el siguiente pueblo del camino donde topamos con su fuente seca... menos mal que la dueña de un pequeño hotel rural nos dio agua fresca que llenó nuestros botellines y sació la sed de nuestras secas gargantas...
Recuperamos el resuello y las fuerzas y ambos coincidimos en reconocer que aquella fue un agua milagrosa que nos supo a gloria...
Luego nos dirijimos por faciles pistas al siguiente pueblo Sotos del Burgo, donde coincidimos en la fuente con un par de aventureros que habian salido en tren de Barcelona con sus bicis el dia anterior para lanzarse a la aventura soriana como sonotros. Tras una buena platica y compartir experiencias seguimos ruta en busca de la senda del Rio Ucero la cual nos levó en agradable pedaleo hasta Burgo de Osma...
Y asi finalizaron tres jornadas inolvidables de una tierra desconocida para mi y que logró enamorarme... por sus bellos contrastes, sus paisajes, sus castillos, sus ermitas templarias, por su gastronomía... desde luego es una ruta fabulosa de la que siempre guardaré un buen recuerdo y agradezco a mi amigo José Luis el haberla compartido conmigo y apoyarme siempre en los malos momentos...
Carpe diem!!
Ray
Guapa fortificación a la que se puede acceder libremente y hay una pasarela para entrar en la torre del homenaje, se encuentra en la parte alta del pueblo de Ucero.
(Catedral de burgo de osma
Cl-117
Edificación
Burgo de Osma, lugar de inicio de la ruta
Calatañazor
Castillo (Ruinas)
Camino
1020 m altura, cascada que solo tiene agua los meses de invierno y parte de primavera
Embalse
Cueva Grande, cuenta con pinturas rupestres en su interior
Pista
Ermita Templaria de San Bartolomé
Covaleda
Fuente de la Canaleja
Pista
Edificación hotelera, con sitio para bicicletas
Edificación
Edificación
Río Lobos
Burgo de Osma-Ciudad de Osma
Línea de Manzana
960 m altura
Laguna Helada
Laguna Negra
bello enclave natural donde nace un manantial y en el cual se han realizados expediciones de espelologia
bello mirador sobre el macizo del pico urbion y la laguna negra
Embalse de la Cuerda Del Pozo
senda verde de Navaleno
Playa Pita
Gr-86 o
Río Lobos
Senda
Río
1000 m altura
Senda

Комментарии

    You can or this trail